Otro revés judicial para el gremialista Omar Varela

Otro revés judicial para el gremialista Omar Varela
Al sindicalista le rechazaron la admisibilidad de los recursos planteados por su abogado para que se revean en la Corte Suprema de Justicia aspectos del fallo por el que debe cumplir cinco años de prisión.
La posibilidad de que el gremialista azuleño Omar René Varela cumpla en prisión la condena de cinco años por varias estafas y otros casos de defraudación que en esta ciudad tuvieron como víctimas a empleados municipales ha cobrado más fuerza desde el pasado 5 de junio.

Si bien la noticia se conoció ayer, ese día la Suprema Corte de Justicia le denegó al titular del Sindicato de Trabajos Municipales de Azul (STMA) la posibilidad de acudir a la Corte Suprema para que se revean diferentes aspectos de lo que fue el fallo que derivara en esa condena.

De quedar firme esa decisión, al sindicalista no le quedará otra alternativa que ir a la cárcel, aunque ayer fuentes consultadas no descartaban que el mismo abogado que presentó en la Suprema Corte diferentes recursos extraordinarios de inaplicabilidad de la ley y la solicitud de un planteo de inconstitucionalidad, todo ello referido a lo que fuera la condena impuesta por las estafas y las defraudaciones, ahora formule una queja.

De ocurrir esto, aún seguirá sin definirse la situación del gremialista, más allá de un fallo de primera instancia y otros dos confirmados que lo sindican como el autor de aquellas maniobras fraudulentas que quedaran al descubierto cuando por el caso se llevara a cabo un juicio oral en esta ciudad, hace ya cuatro años.

Otro recurso no concedido

Este nuevo revés judicial para Varela lleva la firma de los jueces Daniel Soria, Juan Carlos Hitters, Hilda Kogan y Eduardo de Lázzari, cuatro de los siete ministros que integran el máximo tribunal de justicia de la Provincia.

En respuesta a un planteo formulado por el abogado del gremialista, el Dr. Alberto Daniel Piotti, rechazaron la admisibilidad de un recurso extraordinario federal que por el caso le permitía a Varela acudir a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

La misma Suprema Corte bonaerense había sido la que el 26 de septiembre del año pasado había confirmado el fallo con veredicto condenatorio mediante el cual Varela debe cumplir cinco años de prisión como autor penalmente responsable de treinta nueve estafas y seis casos más de omisión de restituir defraudatoria que, entre los años 2000 y 2001, cometió al frente del STMA.

El juicio que en Azul por este caso finalizara en diciembre de 2009 con la condena para Varela -debate en el que intervino un Tribunal integrado por los jueces Pablo Galli, Guillermo Arecha y Cecilia Desiata- indicaba que damnificados por esos hechos habían sido diferentes afiliados a su gremio, trabajadores municipales a los que les embargaron sus bienes.

Eso se produjo ante el no pago desde el STMA a una financiera de los diferentes préstamos que en nombre de sus afiliados el sindicalista contrajo, quedando constituida así la maniobra fraudulenta.

Si bien en primera instancia Varela fue condenado a seis años de prisión, una primera apelación ante Casación implicó que el Tribunal de Alzada confirmara parcialmente aquel fallo.

Eso derivó en que al sindicalista le redujeran, en diciembre de 2010, la pena de prisión a cinco años, al considerarlo autor de los mismo delitos por los que había sido condenado en aquel juicio que se hizo en Azul con la intervención del Tribunal Oral en lo Criminal de Tandil.

Pero ese fallo tampoco adquirió rango de firmeza porque Varela, a través de sus representantes legales, acudió a la Suprema Corte.

El 26 de septiembre del año pasado, el máximo tribunal provincial -en respuesta a esa segunda apelación- tampoco dio lugar al recurso presentado a favor del gremialista, por lo que ratificó aquel fallo de Casación con veredicto condenatorio para Omar Varela.

Que esa resolución fuera ratificada no significó que el fallo adquiriera rango de firmeza. Es que el paso siguiente del abogado de Varela fue intentar acudir a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Esa nueva instancia es la que ahora la Suprema Corte ha declarado como inadmisible, por lo que la posibilidad de que Varela vaya a prisión aparece como una opción ineludible, aunque las incontables alternativas que ofrece la Justicia argentina le permitan al gremialista jugar una nueva carta, esta vez en formato de queja, antes de cumplir efectivamente con aquella condena impuesta hace ya varios años.

EL DATO:

Cuando se hizo el juicio en Azul en el año 2009, los jueces del TOC de Tandil dejaron en claro que la requisitoria de lo que fuera aquel debate sólo se acotó a los hechos ocurridos entre los años 2000 y 2001 que tuvieron que ver con los créditos que Varela, a través del STMA, contrajo con la financiera Columbia. Según los jueces, eso implicó que se omitieran "otros hechos de similares connotaciones que se relacionan a otros créditos que los mismos damnificados tomaron en diversas instituciones bancarias y financieras; como así también de otras apropiaciones de retenciones similares, en un tiempo de mayor extensión".

Comentá la nota