Pablo Micheli anticipó que la CTA opositora no hará piquetes en Capital y el Conurbano por el paro

El secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, anticipó que la central sindical que conduce no realizará piquetes en la Capital Federal y el Conurbano Bonaerense este martes durante la huelga nacional de 24 horas convocada por los gremios opositores en reclamo de la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias.

"Por parte de la CTA no va a haber piquetes, movilización en la Capital y Gran Buenos Aires”, aclaró hoy el dirigente estatal, aunque estimó como probable que en el interior del país se realicen cortes de calles y rutas.

En una entrevista por Radio Nacional Rock, el titular de la Central de los Trabajadores de la Argentina (Autónoma) advirtió hoy que “si no hay respuestas” a sus reclamos, “esto nos lleva a un paro de 36 horas”.

De esta manera, Micheli reiteró hoy la amenaza contra el Gobierno Nacional de expender la huelga a 36 horas, tal como realizó en varias movilizaciones de su sector que tuvieron lugar el año pasado en la ciudad de Buenos Aires, dejando pendientes a un acuerdo con la CGT que encabeza el camionero Hugo Moyano que finalmente nunca acordaron.

Si bien reconoció que el reclamo por el Impuesto a las Ganancias “es más mediático”, sostuvo que “es uno de los tantos” y, en este sentido, cuestionó que el Salario Mínimo, Vital y Móvil esté "congelado desde agosto" de 2014.

“Después tenés un salario mínimo congelado desde agosto que para nosotros da 12.800 pesos y está en 4,700”, destacó, al tiempo que señaló que “mirá la diferencia abismal que tenemos con los números que maneja el Indec”.

En rigor, el último aumento del salario mínimo se produjo en enero de 2015 y con el incremento anterior de septiembre del año pasado el porcentaje alcanzó al 31 por ciento.

En cuanto a las paritarias, Micheli exigió que el Gobierno Nacional “no le ponga un tope y no insista en poner un porcentaje menor a la inflación”.

“Todos sabemos que fue superior al 24 por ciento y si volvemos a aceptar una pauta inferior a la inflación vamos a seguir perdiendo poder adquisitivo", consideró.

Sobre la precariedad laboral, el dirigente sindical aseguró que “está llegando al 50 por ciento, y por eso estamos muy preocupado”, aunque no dio detalles acerca de esos porcentajes.

"Nosotros tenemos esperanza de que pueda reflexionar el Gobierno Nacional (sobre el Impuesto a las Ganancias) y poder discutirlo en algún momento”, señaló y añadió: “ No va a ser una buena situación tener que agudizar el plan de acción".

Para el secretario general de la CTA opositora, “van a parar prácticamente todos los gremios y en el caso de la UOM (Antonio) Caló ha dejado en libertad de acción (a los trabajadores), por lo que todas las seccionales van a parar”.

"Si no hay respuestas, esto nos lleva a un paro de 36 horas”, insistió para añadir que la huelga del martes se va a cumplir porque hay un malestar muy alto".

Comentá la nota