Pagarán hacia fin de año la suma fija que pide la CGT

Pagarán hacia fin de año la suma fija que pide la CGT

La puja por los ingresos

Falta definir el monto. Será para estatales, jubilados y titulares de planes sociales. También lo recibirían los privados. Eximirían de Ganancias el aguinaldo. Así buscan evitar un paro.

El Gobierno gana tiempo. El Presidente confirmó durante la conferencia de prensa del miércoles en Olivos la conformación de la mesa de Diálogo para la Producción y el Trabajo. La convocatoria fue ratificada en el acta que firmaron los ministros de Trabajo, Jorge Triaca; Producción, Francisco Cabrera; Hacienda, Alfonso Prat Gay; Interior, Rogelio Frigerio, y el vicejefe de Gabinete Mario Quintana tras la reunión que mantuvieron ayer con la cúpula de la CGT.

Sin embargo, en el Gobierno nadie tiene expectativas reales de avanzar en un acuerdo programático que incluya al sector empresario, a los sindicatos, la política y la Iglesia. Hace un tiempo las razones oficiales podrían haberse limitado a la idea de que una mesa de negociación los emparentaba con la vieja política y afianzaba la idea de un pacto de dirigentes y de espaldas a la sociedad. Ahora, la justificación es más sociológica o política: ni los sindicatos, ni las cámaras empresarias tienen la legitimidad suficiente para representar a todo el conjunto de trabajadores y empresarios.

Por eso, hasta ahora, el presidente Mauricio Macri y sus asesores privilegian la negociación individual con la que se sienten mucho más cómodos. Ayer fue el turno de la nueva conducción de la CGTque llevó hasta el Ministerio de Trabajo las dos exigencias que empuja para no ir hacia un paro general: excluir el aguinaldo de Ganancias y discutir las escalas, una promesa de Macri en la campaña, y un bono de fin de año para trabajadores, jubilados y desocupados.

“La reunión fue positiva, avanzamos en temas específicos”, sostuvo ayer uno de los presentes sobre el encuentro en que no faltaron momentos de tensión. Entre los once sindicalistas que asistieron Pablo Moyano fue el más efusivo.

Prat Gay y Frigerio -dos incorporaciones para la mesa de negociación con los gremios- explicaron que para reducir Ganancias habrá que esperar hasta 2017. Pero trascendió que la exclusión del aguinaldo a cobrar en diciembre estaría decidida, al igual que el pago del bono de fin de año (ver Panorama Empresario en página 39).

Ambos dieron precisiones sobre la situación fiscal de la administración y del delicado consenso con los gobernadores, atentos a la discusión sobre uno de los principales impuestos coparticipatables. La presencia del ministro del Interior resultó clave porque encabeza el diálogo con los mandatarios provinciales y frecuenta a los sindicalistas vinculados a la obra pública. Al cierre de esta edición cenaba con Gerardo Martínez, de la UOCRA, y con otros gremialistas. "Tenemos los mismos objetivos y nos vamos a poner de acuerdo, no tengo dudas", dijo Frigerio a radio Belgrano

Los funcionarios convinieron elaborar una propuesta sobre el eventual pago del bono para dentro de diez días. Deberán consensuarla antes con los gobernadores y los intendentes, porque lo que suscriba la Nación se replicará a nivel municipal y provinicial. Los privados también podrían seguir esa pauta, aunque el Gobierno no se hará cargo de esa responsabilidad. Algunos industriales ya plantearon la posibilidad de un bono de 4.000 pesos, lo que equivale a la mitad del salario mínimo.

El Gobierno ve el bono con buenos ojos. Representa un costo político y económico menor a la reapertura de paritarias que exige la CGT para no ir a un paro general, una alternativa que Macri ya rechazó.

La CTA va en la misma línea: “Si no se reabren las paritarias habrá paro”, dijo el titular de la central obrera Pablo Micheli. En el gabinete le bajó el precio. “No tienen representatividad en el sector privado”, afirman.

Cabrera, en tanto, invitó a los referentes de la CGT a integrarse al Consejo de la Producción, la mesa de diálogo que -a instancias de su ministerio- conforman economistas y empresarios de distintos rubros. Esas reuniones también son como le gustan al Presidente: sector por sector.

Coment� la nota