Para ADEPA es “inaceptable”

La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) condenó ayer el bloqueo a las plantas impresoras de los diarios Clarín y La Nación, que demoraron la salida de las ediciones de ayer, y denunció la actitud celebratoria del funcionario K Víctor Ramos.

Bajo el título “Modo de protesta inaceptable”, la entidad sostuvo que “todo ciudadano tiene derecho a manifestarse ante el corte intempestivo de un servicio central para la vida cotidiana. Pero este derecho no puede ejercerse a través de la violación de otros derechos”. Y agregó que “en el caso del bloqueo a las plantas impresoras, se vulnera fundamentalmente el derecho de los lectores a informarse, principio constitucional esencial en el sistema democrático”.

El texto recuerda que “en casos similares producidos tiempo atrás, la Justicia estableció que el derecho a manifestarse se subordina a la libertad de expresión que resulta dañada”, y sostiene que “ello contrasta con la actitud de ciertos funcionarios públicos, como ocurre ahora con Ramos”.

Comentá la nota