Para Aprotam, no basta con las mamparas de seguridad

Para Aprotam, no basta con las mamparas de seguridad
La Asociación Propietarios de Taxis y Remises de Mendoza difundió un comunicado con ciertos reparos a la ley que recientemente aprobó la Legislatura provincial.

A pesar de la reacción reflejo de los poderes Ejecutivo y del Legislativo luego del asesinato de un taxista en medio de un intento de asalto y de la masiva protesta que encabezaron sus compañeros, Aprotam tiene reparos sobre la reciente legislación aprobada que exige, entre otras cosas, la instalación obligatoria de mamparas en los vehículos que presten este servicio.

El pasado 12 de noviembre la Cámara de Senadores dio sanción definitiva a la ley que exige obligatoriedad del uso de cámaras de filmación; de “blindex” y mamparas de seguridad de alto impacto y protección física entre choferes y pasajeros ocupantes de la parte trasera del vehículo; y de sistemas de posicionamiento satelital – GPS y GPRS- en todas las unidades afectadas al parque móvil del Servicio Público de Transporte por Taxis y Remises.

Sin embargo, para la Asociación de Propietarios de taxis y remises de Mendoza (Aprotam) no basta con colocar mamparas y, entre otras cuestiones, reclamaron que el debate parlamentario debió sumar las voces de los usuarios quienes son, en definitiva, los que padecen la mala prestación de este servicio.

Esta fue la carta que Aprotam difundió para "el pueblo de Mendoza":

La Asociación de Propietarios de taxis y remises quiere hacer compartir con el pueblo de Mendoza su posición respecto a la búsqueda de las mejores soluciones para brindar la máxima seguridad posible a los conductores de taxis y remises, (propietarios y/o choferes) y a sus pasajeros.

En el año 2011, ante la creciente inseguridad en todo el país, la Federación Nacional de Propietarios de Taxis y Remises (de la cual nuestra asociación forma parte) presentó un proyecto ante el Congreso Nacional, tendiente a lograr la fabricación de un vehiculo especialmente diseñado para nuestra actividad por parte de alguna fábrica automotriz. Ese proyecto nunca fue tratado por los Legisladores Nacionales, incluyendo a los representantes de Mendoza.

Como sector empresario, y ante la falta de interés del Gobierno, preocupados por brindar mayor protección a los conductores, fuimos incorporando más de un sistema de seguridad en nuestros vehículos, por encima de las exigencias legales. Dice el Art.184 bis de la ley 6082:

“Establece para los actuales permisionarios de taxímetros, la obligación de instalar un sistema de seguridad para la protección de los conductores tales como: seguimiento satelital, vidrios blindados cierre centralizado u otros sistemas de igual o mejor tecnología”.

En la actualidad cada taxi o remis en nuestra provincia cuenta con seguimiento satelital (lo cual implica GPRS y Radiofrecuencias con el consiguiente pago mensual a las empresas prestadoras), cierre centralizado, luz violeta (de alarma) y gran parte de los autos con cámaras de seguridad, (existiendo en la actualidad un faltante de las mismas en el mercado por la limitación en su importación) todo a nuestro cargo.

Cabe aclarar que todas estas instalaciones además nos han hecho perder la garantía de fábrica de las unidades, dado que aplicar estos sistemas implica alterar la computadora que posee el vehículo. Se ha acordado también con la policía la instalación de puestos fijos por donde deben circular las unidades para la identificación de los pasajeros.

En abril del 2013 el Sindicato de obreros de taxis de Mendoza propuso la instalación de un blindex que separe al conductor de los pasajeros, preocupados por el aumento de las agresiones a los conductores.

A.PRO.TA.M. (Asociación Propietarios de Taxis y Remises de Mendoza), entendiendo que esta propuesta surge de procurar mayor seguridad a los conductores, eleva el día 25/04/2013 ante la Bicameral de Seguridad un pedido de llevar a cabo una gestión mancomunada entre los gobiernos nacional y provincial, las cámaras empresarias, las entidades sindicales, a fin de lograr, con las fabricas automotrices, , el diseño de un vehículo que incluya todos los elementos de seguridad adaptado a las exigencias legales que otorgue seguridad a los conductores y pasajeros, tal como se proyectan y fabrican para las ambulancias, móviles policiales, transportadoras de caudales etc. Sin tener ninguna respuesta de tratamiento en la Legislatura provincial.

En el marco de una creciente violencia en nuestra provincia, donde mueren jóvenes, mayores y niños a diario, es asesinado en la madrugada del día 01/11/2013 el chofer José Moreira.

Ante esto el Gobierno se apresuró para sacar una ley que dispone la aplicación de una placa llamada blindex en nuestras unidades, esta decisión legislativa merece al menos algunas consideraciones:

1-Dicha placa no es “blindex”, sino que es policarbonato el cual no ha sido presentado ante el Ministerio de Seguridad y Justicia para que se realicen las pruebas balísticas ante el RENAR, quien debe dar la aprobación

2. Dado que la mayoría del parque automotor actual es de pequeñas dimensiones, la jornada laboral de los conductores “encapsulados” podría producir efectos no deseados en su salud psicofísica.

3. No se conoce el comportamiento de esa placa ante un accidente.

4. Las compañías de seguros tendrían reparos en asumir la cobertura de accidentes en autos a los que se les han agregado componentes no calculados por las fábricas automotrices.

5. No evitaría el abordaje al conductor desde otros ángulos ya que los asaltos no sólo son perpetrados por los que van como pasajeros.

6. Tomar estas medidas sin conocer o consultar la opinión del usuario que es realmente el que paga para viajar nos podría perjudicar económicamente. Creemos que también tienen que participar del debate antes de tomar una decisión.

No obstante a estas observaciones y muchas otras no nos oponemos a su instalación prevista par la Ley recientemente sancionada.

Como comerciantes, creemos que todos estamos expuestos, al igual que todos los ciudadanos mendocinos, a una alarmante inseguridad y no es justo responsabilizar a las víctimas por los delitos que sufren.

La única política de seguridad válida es la de generar justicia social a través del desarrollo y crecimiento económico de todos los habitantes a través de la producción y el trabajo, de la educación, del acceso a la vivienda, a la salud, manteniendo los valores culturales y la cordialidad entre todos los sectores sociales; impidiendo la instalación del narcotráfico, que a diario mata a nuestros jóvenes por consumo o comercio, y corrompe verticalmente.

Nada de esto parece importarle a nuestros gobernantes; sólo vemos que se ha deteriorado nuestra calidad de vida.

Coment� la nota