"Para arrancar vamos a pedir un 33 por ciento de aumento"

Faltan diecinueve días para que empiece la discusión salarial en Moreno. Marzo es la cita donde, en un ámbito paritario, los gremios convocados por intendente llevarán sus demandas de recomposición y mejores condiciones de empleo. 

Ese escenario tiene una información objetiva: los dos primeros meses de gestión fueron para abonar sueldos, en dos tandas, en el límite. Si el argumento pasa por decir que "hay una crisis económica que lleva a realizar esfuerzos", el mensaje no es más que un viejo eufemismo que implica que "los trabajadores deben renunciar a sus demandas y pagar el ajuste". Desde elSindicato de Trabajadores Municipales de Moreno ya se lanzó un piso que no entra en negociación a la baja: 33 por ciento. En diálogo con Desalambrar, el Secretario General Marcelo Cosme justificó una primera demanda que debe tener respuesta el próximo mes de marzo: "Es real que la Nación, la Provincia de Buenos Aires y el distrito de Moreno están en una emergencia económica, y nosotros siempre tomamos los hechos concretos. El año pasado terminamos con un aumento cercano al 33 por ciento y ahora nos vamos a parar sobre eso. De más está decir que el sueldo de los municipales no se compara con otros empleos públicos o privados ya que está por debajo, aún así recuperamos bastante..."

Es un 33 por ciento de base y de ahí no se bajan aunque sea en cuotas o tramos

Tomamos de base lo que venimos logrando los años anteriores. En los próximos días imagino que estaremos sentándonos con el intendente y todo el cuerpo de paritarios que él convoque de parte del Poder Ejecutivo. Sabemos que la realidad económica es distinta pero nosotros haremos hincapié en lo que logramos años anteriores.

En los últimos años la base de negociación estuvo signada por la inflación que escondió el kirchnerismo y ahora lo hace Macri, aunque tenemos una devaluación por arriba del 40 por ciento lo que impacta directamente en el poder adquisitivo de los trabajadores

Nosotros todavía no nos sentamos a discutir paritariamente, y lo que te digo es que el año pasado logramos un 33 por ciento, ese es el piso con el que nosotros nos vamos a sentar a discutir. Hay un convenio colectivo de trabajo que regirá una vez que se acomode esta situación económica que se traduce en la recuperación del 1 por ciento (sobre un 2 por ciento) que nos sacaron hace mucho tiempo. Progresivamente queremos avanzar en las 40 horas semanales para todo el municipio que llevaría un 33 por ciento de aumento al básico. Si pensamos en las posibilidades podemos lograr más de un 40 por ciento, pero son todas conjeturas que serán resueltas cuando nos sentemos a discutir en paritarias.

Hay 17 trabajadores despedidos que trabajaban en el municipio y que se alinean internamente con el ex presidente del Concejo Deliberante. ¿Fue notificado por Barreiro de esta situación?

Ante todo quiero dejar en claro que soy un laburante, como todos los compañeros que conformamos esta organización gremial, y por ende estamos en contra de aquello que afecta a cualquier trabajador. También queremos hacer esta reflexión porque parece que esto empieza ahora y no es así. Lo que pasa tiene que ver con esa nefasta ley 11.757, con la lucha para derogarla, digo esto porque en infinidad de oportunidades los trabajadores municipales hemos sido rehenes de la política. Hoy, muchos se desgarran las vestiduras hablando del trabajador cuando durante largos años lo usaron, no le dieron las herramientas que necesita. Esto fue perjudicial para el laburante porque le hace creer que está bien lo que le hace el político, de tenerlo en un lugar sin desarrollar la tarea cotidiana que otros compañeros tienen. En la gestión anterior ingresó la mitad de la planta municipal, alrededor de 2500 trabajadores /as, pero a la mayoría de ellos le negaban la posibilidad de pasar por la vereda de nuestro sindicato porque los mandaban a afiliarse a otro lado, sabiendo del parentesco que había con los que estaban en el poder. Por eso reitero que a los compañeros los usaban, los mantenían como rehenes, por eso nosotros vamos a trabajar por aquellos hombres y mujeres que quieran trabajar de verdad. El intendente manifestó públicamente que no echará a aquellos que quieran trabajar, por lo tanto creemos que este tema de los despedidos se solucionará.

Comentá la nota