Para la Cicop local es “razonable” la última propuesta salarial del Ejecutivo

Para la Cicop local es “razonable” la última propuesta salarial del Ejecutivo

Con la negociación entre el Sindicato de Trabajadores Municipales y el Ejecutivo estancada, la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop) hizo oír nuevamente su voz. El gremio, que continúa sin formar parte de la mesa de discusión al ser considerado minoritario, se mostró a favor de la última propuesta salarial, que establece una suba del 30 por ciento en dos tramos.

Mientras insiste con el planteo para lograr de la comuna un reconocimiento que les permita participar de las paritarias, aseguró que la tercera presentación “no es un mal aumento”, valoró que se reabrirá la paritaria para analizar el contexto y reclamó un acuerdo frente a la escalada de precios.

En ese marco, y en función de un acuerdo alcanzado hacia comienzos de año, la conducción del sindicato que nuclea a los médicos mantuvo ayer una audiencia con el intendente Miguel Lunghi y el secretario de Gobierno, Oscar Teruggi.

El intercambio se centró en información sobre el desarrollo de la negociación, las instancias por las que transitó y los ofrecimientos salariales realizados hasta el momento.

En concordancia con otros acuerdos

En una evaluación inicial, la presidenta de la seccional local del sindicato, Mabel Brindo, expresó que “el sindicato rechazó sistemáticamente todas las ofertas que hizo el Municipio”, y en esa línea se mostró a favor de la última propuesta que contempla una actualización en los haberes en dos tramos, de un 20 por ciento y de un 10 por ciento para el segundo semestre, con el compromiso de mantener abierta la paritaria en función de lo que suceda con la inflación. “Contenía las características apropiadas para que sea aceptada”, subrayó.

“Creemos que el aumento que estaban proponiendo está en concordancia con los aumentos salariales que se han venido negociando en todas las paritarias” y destacó que “lo más importante era que quedaba abierta para retomar las conversaciones a mitad de año”.

“Era una propuesta razonable, no era absurda e iba en concordancia con los acuerdos pautados en otros ámbitos”, ratificó la dirigente, que criticó la postura adoptada por el Sindicato de Municipales de “cerrarse y no querer negociar nada, que termina afectando la economía de todos los que trabajamos en el Municipio”.

Brindo sostuvo que temen que, frente a posturas firmes, “terminar involucrados”, aunque cuentan con el compromiso de que “de ninguna manera se nos va a excluir del aumento ni tampoco se hará diferencias”.

El reclamo

A propósito del estado actual de situación actual, Brindo insistió con el reclamo que apunta a lograr que la Cicop local sea reconocida como gremio minoritario para poder participar de las negociaciones.

El Ejecutivo mantiene su negativa pero desde el gremio rechazaron la postura y se respaldaron en lo que sucede en otros municipios de la provincia. Y ejemplificó que en Florencio Varela “el intendente negocia con Cicop, el sindicato de municipales y con AMRA (Asociación de Médicos de la República Argentina). Se hacen actas acuerdo con cada una de las organizaciones y el aumento es distinto en cada caso”, y lo mismo sucede en Balcarce.

Adelantó que la organización sindical reúne documentación que respaldan su postura “y demostrarles que en otros lados sí se negocia con otros sindicatos”, y ratificó la decisión de impulsar acciones legales para lograr un avance concreto. “Vamos a mandar una carta documento al Ejecutivo para que ratifique o rectifique el hecho de no poder negociar con nosotros, que es el primer paso que daremos”, anunció.

A partir de ahí podrían sucederse presentaciones en el Tribunal de Trabajo “y explicar por qué razón no tenemos representación ante el Municipio”, concluyó Brindo.

Comentá la nota