Para frenar la ley de ART, los gremios lanzaron su propio proyecto de salud laboral

Para frenar la ley de ART, los gremios lanzaron su propio proyecto de salud laboral

Un espacio intersindical que forman integrantes de las dos CTA y la CGT presentaron la denominada Ley de Promoción de la Salud de los Trabajadores, que busca generar “un cambio de paradigma” en materia de salud laboral. ”. “Es imperioso dejar de hablar de gasto en salud para comenzar a hablar de inversión”, afirman sus impulsores. La normativa está en la legislatura, a la espera de tratamiento.

Diego Lanese

Cuando el gobierno de María Eugenia Vidal envió el proyecto de adhesión a la ley de ART aprobada por el Congreso en febrero de este año, una veintena de gremios que rechazan el proyecto se juntaron para buscar una alternativa a esta iniciativa, que aseguran limita el acceso de los trabajadores a la justicia laboral. De este trabajo salió un proyecto de ley propia, que fue presentado a senadores de la oposición, y hoy se encuentra en la legislatura a la espera de ser tratado. Esta especie de “contra proyecto” busca generar un cambio de paradigma en el manejo de la salud laboral, y comenzó a ser discutido en encuentros regionales, en busca de apoyo de más sindicatos y bloques políticos. Por el momento, si bien no hay fecha para su posible tratamiento, sus propulsores esperan que funcione como “dique de contención” de la iniciativa oficial, trabada por la negativa de los bloques del kirchnerismo y el Frente Renovador a ser tratada. “Todo dependerá que suceda en octubre”, admite la dirigencia gremial, que promete llevar a toda la Provincia la discusión.

La denominada Ley de Promoción de la Salud de los Trabajadores fue presentada hace unos días en la comisión de Salud de la cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires, y busca convertirse en “una alternativa” a la ley de ART, que aprobó el Congreso en febrero, el gobierno nacional promulgó a los pocos días y a la que el gobierno de Vidal quiere adherir mediante un proyecto presentado en la legislatura local. Ante esto, una veintena de gremio provenientes de la CGT y las dos CTA elaboraron su propia iniciativa, en el marco del llamado espacio Intersindical Salud, Trabajo y Participación. El proyecto de ley espera ser debatido, y mientras esto ocurre, se comenzaron a realizar encuentros de discusión, que ya estuvieron durante agosto en el conurbano bonaerense, en localidades como Morón y Lanús.

“Lo que planteamos es un cambio de paradigma”, sostuvo Adriana Grandoli, dirigente de SUTEBA y la CTA de los Trabajadores que participó en la elaboración y difusión del proyecto. Consultada por Gestión Sindical, la dirigente docente explicó que el objetivo es “promover la salud de los trabajadores en los centros de trabajo, empresas o establecimientos, sean éstos públicos y/o privados”, además de “establecer los lineamientos de una política de promoción y preservación de la salud”. “Es imperioso dejar de hablar de gasto en salud para comenzar a hablar de inversión en salud, en donde todos ganemos, trabajadores, empresas y Estado”, remarcó.

El proyecto de los gremios busca frenar la adhesión provincial a la ley 27.348 de Riesgos del Trabajo, más conocida como ley de ART, que establece nuevos criterios para que los trabajadores accedan a la justicia laboral. Bajo el argumento de terminar con la “industria del juicio”, el gobierno busca generar condiciones menos favorables a la hora de acceder a la justicia, y limitar la capacidad de reclamar de los trabajadores. Para eso, se crean instancias anteriores al juicio, como comisiones médicas que delimitan la posibilidad de llegar a juicio. Ante el rechazo de los sindicatos, el bloque del Frente para la Victoria en el Senado bonaerense adelantó su rechazo al proyecto del gobierno de Vidal, lo que fue acompañado por el Frente Renovador, lo que paralizó su tratamiento. “Más allá de la resistencia que logramos establecer en el ámbito legislativo, que no sabemos cómo puede terminar luego de las elecciones de octubre, lo que queremos es tener un proyecto propio, que esperemos avance”, insistió Grandoli. Hasta el momento, la ley de los gremios ya fue tratada en la comisión de Salud y cuenta con el visto bueno de sus integrantes, y ahora debe ser aprobada y girada para su tratamiento parlamentario. En cuanto a la ley de ART, está paralizada en el Senado, y a nivel nacional sólo se sumaron la provincia de Córdoba y el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En las últimas semanas, los integrantes del espacio intersindical llevaron a varias localidades del conurbano la discusión, en busca de apoyos a la iniciativa propia. Además de este paso, los gremios esperan que la norma nacional, también resistida, pueda ser declarada inconstitucional, algo que esperan suceda antes de fin de año. “La Corte Suprema tiene que definir que la ley de ART es inconstitucional y terminar de una vez por todas con esta embestida del gobierno contra la justicia laboral. La Corte tiene la responsabilidad histórica de estar a la altura de los derechos de los trabajadores y trabajadoras”, expresó la senadora, Mónica Macha, durante uno de los encuentros realizados por el espacio intersindical. Macha, del bloque del Frente para la Victoria, fue la encargada de presentar el proyecto de los gremios. “En territorio bonaerense venimos trabajando de forma articulada entre todos los sectores para frenar la adhesión de la Provincia a la ley de ART que presentó e impulsa el gobierno de Vidal. En esta misma línea y para que de verdad se cuide la salud de los trabajadores y trabajadoras presentamos un proyecto de ley para prevenir accidentes y enfermedades laborales”, confirmó.

Comentá la nota