Para los gremios sólo un doble aguinaldo equipararía la inflación

Para los gremios sólo un doble aguinaldo equipararía la inflación

Un bono de $15.000 podría empatarle al deterioro salarial

Perder por poco, premisa asumida por la CGT y también los gremios rebeldes, ante el modelo neoliberal imperante. Tónica respecto del encuentro del miércoles con empresarios para lograr una “suma fija” o un “bono maltrecho”, y con el Gobierno mirando de cerca. En la central obrera creen que los empleados públicos serían bendecidos “por única vez” con algunos billetes extras. Mientras tanto un informe económico consignó que el “bonito” debería acercarse a los $15.000 para “empatarle” al deterioro del poder adquisitivo.

Ese paper del Centro de Estudios para el Desarrollo Nacional Atenea (CEDNA), ofrece precisiones numéricas. Respecto del concepto creen que las decisiones de política macroeconómica condiciona las negociaciones. “Existen sectores que han sido beneficiados por el Gobierno y cuentan con mayor solvencia a la hora de negociar. Otros como las pymes o empresas industriales tienen desventajas para conceder algo ya que su productividad fue perjudicada por el tarifazo, la apertura de importaciones, la caída de consumo interno y el incremento de las tasas de interés”, le explicó a BAE Negocios el licenciado Damián Ledesma, quien dirige Atenea.

Respecto a datos duros, sobre la dinámica de precios y salarios, ese centro trazó la búsqueda de equiparación al deterioro del sueldo en 2016. “Los precios ascendieron todo el año”, enfatizan para señalar que solo en agosto hubo algún freno. El informe remarcó que no fue una desaceleración efectiva de precios sino una merma por la retracción del tarifazo. “De esta forma, el 2016 acumula una inflación entre 24,0% (IPC San Luis) y 31,0% (IPC Congreso). La variación interanual (agosto 2015 - agosto 2016) asciende a 43,8% según IPC Congreso, 43,4% según IPC CABA, y 41,0% según IPC San Luis”.

Sobre evaluación numérica similar, otro analista, el titular de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) Nicolás Trotta expresó que para equiparar “deterioro sarial” a la brevedad la autopista no es el bono. “No realizamos proyecciones, pero para compensar la caída mensual del poder de compra por inflación, en virtud de lo cual el impacto de deterioro salarial difiere mes a mes, sería necesario efectivizar un doble aguinaldo”.

“Las pymes o empresas industriales tienen

desventajas para conceder algo”

En su informe el CEDNA refirió que el ingreso privado promedio en julio fue de $19.219 y que si bien aumentó aumentó un 32% en la comparación interanual, los precios crecieron un 42,8% (agosto 2015-agosto 2016). “Los aumentos por paritarias, fueron insuficientes para equiparar la suba de precios”, enfatizó Damián Ledesma. En los primeros siete meses del año el poder adquisitivo tuvo una caída promedio de -8,3% (-4,5% según IPC San Luis, -9,7% según IPC Congreso, y -10,8% según IPC CABA). Y con respecto a la variación interanual de los salarios en términos reales, en julio el derrumbe promedio fue de -9,6% (-8,0% según IPC San Luis, -10,1% según IPC Congreso y -10,7% según IPC CABA). Desde dicha estadística Atenea promedia que el monto del bono “de empate” debería rondar los $15.000.

Comentá la nota