Para la iglesia, la creación de trabajo es un tema prioritario para el país

El presidente del Episcopado, José María Arancedo, dijo que la iglesia "ve con cuidado" la situación social del país que "se presenta en términos todavía difíciles" y advirtió que "el tema de fondo es la falta de una generación genuina de empleo. 

"Si bien hay expectativas promisorias, al mismo tiempo hay una realidad de pobreza. Mucha gente se encuentra en situaciones apremiantes, como lo reflejan incluso los índices del propio gobierno", advirtió el obispo. Arancedo sostuvo que se trata de un "momento de dificultad, pero también tiene que ser un momento de esperanza y de buscar salidas de encuentro". "Es necesario un diálogo responsable y así lo hablamos con la CGT", afirmó el religioso y manifestó que "es cierto que muchas personas que atraviesan dificultades no están encuadradas en las organizaciones gremiales: tienen trabajos informales, están en movimientos sociales".

En ese sentido, expresó que "el tema de fondo es la falta de una generación genuina de empleo. La creación de trabajo es hoy en la Argentina un tema prioritario".

"A la gente que sufre muchas dificultades no se le puede decir solamente que espere seis meses, un año... Hoy se requieren respuestas puntuales, que se vea que hay un compromiso de la sociedad para afrontar estas urgencias", dijo. Asimismo, manifestó que "el gobierno tiene buena intención y yo tengo esperanzas, porque la Argentina tiene una enorme potencialidad. Tenemos que ser profetas de esperanza, no profetas del caos".

Consultado sobre el pedido de "prudencia" que el presidente Mauricio Macri hizo a la CGT, dijo que "la prudencia tiene que ir acompañada de un ofrecimiento, proponer cosas para enfrentar las emergencias que se tienen". Y añadió que "hay que agotar todas las instancias de diálogo, pero en este camino de diálogo tiene que haber señales, que la dirigencia social vaya encontrando mojones".

Arancedo sostuvo que la dirigencia gremial "tiene que agotar las instancias de diálogo" y expresó que "el derecho de huelga es un derecho de los trabajadores. Yo vi disponibilidad de diálogo y de esperanzas. La esperanza necesita apoyarse en la confianza. Y en esto de la confianza los argentinos nos debemos mucho".

Respecto del aumento de las tarifas, afirmó que "faltaron los pasos previos que debieron haberse dado. Eso no nos ha hecho bien" y dijo que "son muchas las preocupaciones. La del desempleo es una. Otras son el narcotráfico y la inseguridad".

El presidente del Episcopado también opinó sobre los hechos de defensa por mano propia registrados en los últimos días y destacó que "es un signo que preocupa". "Primero preocupa la existencia del delito y el robo. Preocupa la ausencia de una confianza en otras instancias, que llega a la defensa personal, a veces en forma legítima. Es necesaria la presencia del Estado, que le ofrezca a los ciudadanos la seguridad que necesitan", manifestó.

Comentá la nota