“Para Macri, el trabajador es un costo”

“Para Macri, el trabajador es un costo”

El Presidente había pedido que los trabajadores “no pongan palos en la rueda”. Desde la CGT consideraron que esos dichos no fueron casualidad el mismo día en que se reunificaba la central obrera. También respondieron Scioli y Larroque.

“Los trabajadores no ponen palos en la rueda, ponen el hombro”, señaló ayer el vicepresidente del Partido Justicialista (PJ), Daniel Scioli, respondiendo a los dichos de Mauricio Macri, quien había pedido a los trabajadores que “no pongan palos en la rueda” el mismo día en que se reunificó la Confederación General del Trabajo (CGT). Otro dirigente peronista que apuntó contra los dichos del Presidente fue el diputado del Frente para la Victoria (FpV) Andrés “Cuervo” Larroque: “Para él, los trabajadores son un costo y deben ser solidarios y hacer un esfuerzo en beneficio de los empresarios”.

“No entendemos si es una advertencia o si es que nos tiene miedo. Lo único que le podemos decir es que la gobernabilidad depende de sus propias medidas y no de las decisiones que pueda tomar el movimiento obrero para defender sus derechos”, aseguró a Página/12 un dirigente sindical cercano a la nueva mesa de conducción tripartita de la CGT. “No fue una coincidencia que dijera eso el mismo día en que se reunificó la CGT. Los trabajadores hoy están más fuertes que ayer, y eso no les gusta ni a los ricos, ni a los empresarios”, agregó el sindicalista, anticipando en parte la posición que irá tomando la central obrera en los próximos días (el renovado consejo directivo se reunirá mañana por primera vez, en la sede de Azopardo).

Mientras inauguraba una planta de medicamentos en Avellaneda, entre alabanzas a su gestión, anteayer Macri advirtió a los trabajadores que todo iba “mejorar” si “cada uno de los argentinos entendemos que si se hace trampa al sistema, se fuerza un ausentismo, se inventa un juicio, se pone un palo en la rueda y se le complica la vida a todo el resto de la sociedad”. En el mismo momento, en el estadio de Obras Sanitarias sesionaba el congreso cegetista en el que se fusionaron las tres vertientes que existían: la CGT Azopardo que encabezaba el camionero Hugo Moyano, la CGT Alsina del metalúrgico Antonio Caló y la CGT Azul y Blanca que lideraba el gastronómico Luis Barrionuevo.

“Los trabajadores no ponen palos en la rueda, sino que le ponen el hombro a la crisis a pesar de que las paritarias se cerraron por debajo de la inflación y ven como se deteriora su calidad de vida”, destacó Scioli, en respuesta a la declaración de Macri. El ex candidato presidencial del Frente para la Victoria apuntó además que “quedó demostrado que el efecto que se esperaba de la devaluación se licuó”, y agregó que “si fuese tan fácil resolver los problemas económicos devaluando 40 o 50 por ciento todos los países del mundo se la pasarían devaluando, pero eso no sucede”, dijo, señalando las distintas causas que provocaron el actual estado de crisis que llevó a los dirigentes de la central obrera a sentarse en una mesa a negociar las condiciones para fortalecer la defensa de los trabajadores.

El mensaje de Macri generó repercusiones de distintos sectores políticos. “Para él, los trabajadores son un costo y deben ser solidarios y hacer un esfuerzo en beneficio de los empresarios”, afirmó a su vez Larroque. “Buscan que los trabajadores pierdan poder adquisitivo para que el poder económico concentre cada vez más los ingresos”, agregó el dirigente de la agrupación kirchnerista La Cámpora, haciendo un paralelismo con el escenario político económico de los 90.

Comentá la nota