Para el ministro de Trabajo no es aconsejable derogar la Ley 11.757

En diálogo con LA CAPITAL, Oscar Cuartango dijo que la derogación dejaría ?un vacío legislativo? y que prefiere en cambio ?hacerle las modificaciones necesarias para convertirla en un piso por encima del cual puedan mejorar las condiciones los Concejos Deliberantes?.

Luego de la protesta de los municipales bonaerenses en La Plata, el ministro de Trabajo provincial Oscar Cuartango consideró ?desaconsejable? derogar la Ley 11.757 que regula la actividad laboral de ese sector en la provincia.

?Creo que una derogación de esa ley es totalmente desaconsejable porque implicaría dejar un vacío legislativo?, aseguró Cuartango a LA CAPITAL, y agregó: ?Yo soy más bien partidario de hacerle las modificaciones necesarias para convertirla en un piso por encima del cual puedan mejorar las condiciones los concejos deliberantes?.

En ese sentido, el ministro propuso que ?de la misma manera que en el derecho privado la Ley de Contrato de Trabajo actúa como piso por encima del cual los convenios colectivos mejoran las condiciones laborales, que en el ámbito municipal de la provincia de Buenos Aires la 11.757 se convierta en el piso por encima del cual mejoran las condiciones los concejos de cada municipio?.

De esta manera, Cuartango le bajó las expectativas al reclamo de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo) que el martes pasado se movilizó hasta el Ministerio de Trabajo y la Legislatura provincial para exigir la derogación de la Ley 11.757 ?estatuto de los trabajadores municipales- y pedir la sanción de una nueva legislación que establezca negociaciones colectivas para el sector.

También desde el bloque del Frente para la Victoria (FpV) en Diputados desalentaron el reclamo de Fesimubo.

Fuentes de ese bloque dijeron a este diario que si bien están de acuerdo con que la Provincia establezca en paritarias el sueldo básico para todas las municipalidades, ?es muy difícil? que el proyecto sea tratado en lo inmediato.

Vale recordar que el martes pasado, luego de la movilización al parlamento bonaerense, los manifestantes que vinieron desde distintos puntos de la Provincia fueron recibidos por los jefes de los bloques de la oposición en la Cámara Baja y por el diputado oficialista Gabriel Bruera (en representación del FpV y como presidente de la comisión de Asuntos Municipales).

Durante el encuentro, los legisladores de la oposición manifestaron la intención de tratar sobre tablas (es decir sin pasar por el análisis de las comisiones) el proyecto del diputado de Lealtad Peronista Jorge Mancini en la sesión del miércoles próximo, en tanto que Bruera se comprometió a llevar las inquietudes de la Federación a sus compañeros de bloque y representantes del gobierno provincial.

Rechazo de los intendentes

La Ley 11.757 sancionada a fines de 1995 durante la gobernación bonaerense de Eduardo Duhalde constituye un retroceso en materia de derechos adquiridos ya que, con esa legislación, los trabajadores municipales perdieron días de vacaciones, días de licencia por enfermedad y se redujo del 3 al 1 el porcentaje por antigüedad, por citar sólo algunos puntos.

Además, según datos de la Federación que encabeza Rubén ?Cholo? García, en la actualidad el 70% de los municipales de la provincia tiene contratos irregulares.

Frente al reclamo por la restitución de esos derechos, en 2008 el Ministerio de Trabajo bonaerense llevó a cabo reuniones con intendentes de las distintas secciones de la provincia para debatir posibles modificaciones al estatuto de los empleados públicos municipales y los proyectos de implementación de negociaciones colectivas para ese sector.

Lo cierto es que durante esos encuentros la mayoría de los jefes comunales se mostró en contra de las iniciativas ya que, por ejemplo, varios distritos no estarían en condiciones de afrontar el gasto que significaría restituir el 3% de antigüedad a sus trabajadores.

RECUADROS:

Cuartango niega ser el autor de la 11.757

LA PLATA (C) - La Fesimubo sostiene que el actual ministro de Trabajo bonaerense fue uno de los redactores de la cuestionada Ley 11.757.

Sin embargo, Oscar Cuartango niega haber sido autor de la norma y asegura que en la misma década del '90 cuestionó esa legislación.

?Me atribuyen a mí la paternidad de esa Ley, pero no sólo no tengo la paternidad, sino que además fui el único que publicó un libro comentando esa ley, en el que manifiesto expresamente mi cuestionamiento a la misma?, declaró Cuartango a LA CAPITAL.

El ministro se refiere así a la publicación de su autoría titulada ?Estatuto para el personal de las municipalidades de la provincia de Buenos Aires: Ley N° 11.757: comentado, anotado y concordado?, publicada en mayo de 1998 por la Editorial Función Pública.

El proyecto de Mancini

LA PLATA (C) - El proyecto del diputado bonaerense Jorge Mancini (Lealtad Peronista) establece las disposiciones que regirán las negociaciones colectivas que se celebren entre las municipalidades y las organizaciones sindicales representativas de sus empleados.

La iniciativa original fue ideada por ?Cholo? García cuando era diputado bonaerense (entre 2005 y 2009) y Mancini debió presentarla dos veces en la Legislatura porque se ?cayó? por falta de tratamiento.

De acuerdo a ese proyecto, la negociación colectiva se deberá dar en dos niveles articulados entre sí, uno provincial ?aplicable a los trabajadores municipales de toda la provincia- y otro regional o local, aplicable únicamente a los municipios o al municipio de que se trate.

En la negociación colectiva con la Provincia, el empleador deberá estar encarnado en 8 representantes designados por los intendentes municipales (4 en representación de los partidos que integran el conurbano, La Plata, Berisso y Ensenada y 4 en representación de los municipios del interior de la provincia), y uno por el Ejecutivo bonaerense.

Los trabajadores estarán a su vez representados por las entidades gremiales con personería vigente que tengan reconocida su actuación en el ámbito territorial y personal.

Según la iniciativa de Mancini, ?a través de la negociación colectiva se podrán regular todas las condiciones inherentes a la relación de empleo, y aquellas concernientes a las relaciones laborales entre los sujetos contratantes, debiéndose respetar en todo caso, la garantía constitucional de estabilidad en el empleo público?.

Comentá la nota