Para Moyano si Capitanich se rodea de los "aplaudidores gremiales oficiales" nunca van a concretarse mejoras para los trabajadores

Para Moyano si Capitanich se rodea de los "aplaudidores gremiales oficiales" nunca van a concretarse mejoras para los trabajadores
El líder del gremio de camioneros se mostró crítico de la convocatoria que realizara el pasado viernes a sindicalistas "oficialistas" el flamante jefe de Gabinete Jorge Capitanich, a quien calificó de "pasar a ser un che pibe más en el Gobierno", y al que le dieron "el mejor camarote del Titanic". También se mostró susceptible de los cambios que puedan beneficiar a los trabajadores.
El sindicalismo opositor advirtió ayer que no aceptará ningún acuerdo salarial "si no hay un beneficio real" para los trabajadores y le reprochó al Gobierno seguir reuniéndose con sus "amigos y aplaudidores". El líder de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, subió hoy la apuesta y afirmó que el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, "pasa a ser un che pibe más en el Gobierno", tras condicionar su aval a cualquier convenio que implique límites en la discusión salarial.

El Gobierno recibió e viernes , por separado, a sindicalistas y empresarios, a quienes convocó a una "mesa tripartita" para consensuar propuestas, antes de fin de año, a fin de resolver los problemas de "competitividad" e impulsar "acuerdos de precios y salarios para disminuir cualquier expectativa alcista".

Moyano insistió en declaraciones radiales ayer sábado que su exclusión de esa reunión demostró que nada cambia y afirmó que el kirchnerismo "convoca siempre a los mismos: a sus amigos, aliados, subordinados, a sus aplaudidores, y se olvida del resto y de que casi el 70 por ciento (de la gente) votó en contra" en las elecciones legislativas.

Un día después de aventurar que a Capitanich le dieron "el mejor camarote del Titanic", el camionero advirtió que cualquier convenio de "control salarial lo aceptarán los que lo acuerden; los que estamos afuera de ese acuerdo, que somos una cantidad muy importante de trabajadores, si no hay un beneficio real y concreto, no los vamos a aceptar".

Moyano dijo "el Gobierno, más allá de los actores, no ha cambiado absolutamente nada y sigue con la misma actitud de creer que arreglando con sus subordinados, con quienes lo rodean, va a poder lograr un acuerdo general y esto no va a hacer así".

Moyano remarcó: "(Si) nosotros no hemos tenido ningún tipo de participación, ningún tipo de opinión hemos podido dar, cómo vamos a aceptar algo si no sabemos cuál va a ser el resultado. Este es uno de los errores que sigue cometiendo el Gobierno que no ha entendido el mensaje del 27 de octubre", finalizó.

Comentá la nota