Para la CGT de Moyano, el desempleo ya trepó al 20%

Para la CGT de Hugo Moyano, “bien medido”, el desempleo ya llega al 20% de la población activa. La cifra incluye a un 8% que no encuentra empleo y otro 12% que recibe distintas ayudas oficiales, vinculadas al trabajo, pero “que no es trabajo genuino sino empleo disfrazado a traves de 58 planes de Trabajo y Desarrollo Social ”, según adelantó a Clarín, Jorge Sola, Secretario de Acción Social de la CGT moyanista.

Además, el relevamiento sindical detectó problemas de suspensiones y/o cesantías en textiles, carne, metalmecánica, construcción, autos y autopartes. Es un diagnóstico opuesto al del Ministerio de Trabajo que sostiene que en el último año en el sector privado formal “ hubo una expansión de la dotación de personal en la mayoría de las actividades, con excepción de la construcción y comercio”.

Los sectores que lideraron el mayor empleo, para Trabajo, son transporte, almacenaje y comunicaciones (3,1%); 2,2% en servicios comunales, sociales y personales; 1,1% en servicios financieros y a las empresas; y 0,4% en industria manufacturera”. Sin embargo, la UIA dice lo contrario: que en el último año el empleo industrial retrocedió 2%.

Un dato adicional que llamó la atención de los especialistas es la desaceleración de los ingresos de la AFIP por aportes y contribuciones a la Seguridad Social que pasó de un 33% a comienzos de año a un 24,1% en julio.

Si bien no hay datos desagregados, estas cifras reflejan el retraso salarial pero también que disminuyeron los puestos de trabajo formales.

Así lo reconoce el último informe del Consejo Profesional de Ciencias Económicas-IARAF que señala que con relación “a la recaudación de impuestos ligados al mercado interno, aún continúa el freno en el crecimiento de la recaudación de aportes y contribuciones a la seguridad social, que se mantienen desfasados respecto al resto de la recaudación. Con un aumento del 24,1% en julio, acumulan un alza del 26,3% en los primeros siete meses del 2014, por debajo al crecimiento de los restantes tributos y evidenciando signos claros de desaceleración en el mercado laboral formal”.

Más difícil de medir es lo que está pasando con el empleo “en negro” donde las suspensiones y despidos se ven facilitadas por la informalidad de las relaciones laborales.

No menor es que desde comienzos de 2012, de acuerdo a las cifras del Ministerio de Economía, está estancada la población activa en torno de las 17 millones de personas. Este dato marca un factor de “desaliento” como consecuencia de que las empresas privadas no están tomando personal nuevo. Y muchas ni siquiera reponen los empleados que se retiran en forma voluntaria o por jubilación.

Comentá la nota