Para Moyano, la inflación de febrero fue de 4,65 por ciento

El índice que elabora la CGT opositora superó así el número publicado para enero, en línea con la tendencia que vaticinan analistas. La semana que viene se conocerá el dato oficial

En medio de la negociación salarial docente, antesala de la discusiones por la recomposición del resto de los sectores, la central obrera que comanda el líder camionero, Hugo Moyano, difundió su estadística de inflación mensual, que arrojó un incremento de 4,65% en febrero.

El guarismo se ubica, inclusive, por encima del 4,26% difundido por la entidad para enero, y recibe de lleno el impacto de la devaluación que permitió el Gobierno para dar mayor competitividad a la economía y antes de liberar parcialmente el mecanismo de obtención de dólares para atesorar.

La tendencia va en línea con los anticipos de consultoras privadas y analistas económicos en general, que darán a conocer sus números definitivos en los próximos días, pero coinciden en que el dato de febrero superará a la inflación de enero.

Según la CGT de Moyano, la variación interanual alcanzó para febrero el 31,45 por ciento.

Estos valores implican que, según el trabajo, una familia tipo necesitó $ 2.977,30 mensuales (unos $ 99,24 diarios) para no ser indigente, y $ 6.818,02 en el mes, para no ser pobre.

El nuevo índice publicado por la CGT de Moyano se da a conocer después de que debutara, el mes pasado, el flamante IPCNu con el que el gobierno nacional, a través del Indec, comenzó a sincerar los aumentos de precios.

En su primera salida, el índice oficial sorprendió con un reconocimiento de inflación mensual del 3,7 por ciento.

Habrá que esperar a la próxima semana para conocer el resultado de la medición oficial de febrero.

La estadística de Moyano indicó, además, que para los rubros de alimentos y artículos de limpieza, en conjunto, la suba de los precios del mes fue mayor al promedio y alcanzó el 7,67 por ciento.

Mientras el equipo económico está concentrado en contener la inflación de los bienes básicos y todo el oficialismo en general, en defender desde el discurso el control ciudadanos del acuerdo de precios cuidados, la presidenta Cristina Fernández volvió a apuntar a los “oligopolios” por los aumentos. Fue durante la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso, el sábado pasado. En su alocución, Cristina aseguró que hay “precios que no se condicen con la realidad”, al tiempo que indicó que impulsará una ley para proteger a los consumidores.

Diferentes propuestas desde el Frente para la Victoria vaticinan que el tema estará al tope de la agenda en el arranque legislativo, después de que se conformen las comisiones.

Entre los proyectos se anota el del senador nacional Aníbal Fernández, que establece que las sanciones a hipermercados o supermercados por violación a la Ley de Defensa del Consumidor se ejecuten aún cuando hayan sido recurridas ante la Justicia, es decir que, de aprobarse, limitará las medidas cautelares y dispondrá que los recursos interpuestos contra las sanciones se concedan únicamente con efecto devolutivo.

En la misma línea, el diputado Héctor Recalde presentó un proyecto que modifica las leyes de Abastecimiento, Lealtad Comercial y de Defensa del Consumidor.

Coment� la nota