Para Randazzo, un paro nacional de Moyano por Covelia sería un "despropósito"

Los Moyano volvieron a amenazar con otro paro nacional. El conflicto se instaló este lunes y continúa el martes en el municipio de Quilmes, donde un grupo de camioneros de la rama de recolección de residuos mantiene una huelga contra la decisión del intendente, Francisco "Barba" Gutiérrez -un dirigente metalúrgico- de poner fin a la concesión del servicio a la empresa Covelia.

"El Gobierno nacional ha dado instrucciones de municipalizar el servicio. Si al intendente no le sirve Covelia, que la eche, pero que traiga una empresa que indemnice a los trabajadores", sostuvo Pablo Moyano en una entrevista radial.

Según el secretario general adjunto del gremio de los camioneros, "si no hay una respuesta habrá un paro en todo el país en apoyo a los trabajadores y después en repudio al gobierno nacional que quiere perjudicar a los trabajadores", enfatizó Moyano en diálogo con Vorterix.

En respuesta, el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, rechazó la amenaza de paro nacional y defendió la facultad del intendente para definir qué hacer con la recolección de basura. "No tengo la información (sobre el paro), pero me suena a un despropósito. Lo que es cierto es que los municipios que tuvieron el servicio tercerizado tuvieron una incidencia enorme en su presupuesto. Es la decisión que tomó el intendente de quilmes y hay que respetarla", afirmó Randazzo.

• Disputa

La disputa arrancó una vez que Covelia, anoticiada de la decisión del intendente, les envió a sus trabajadores de Quilmes los telegramas de preaviso para comunicar que a partir de agosto la firma debía prescindir de sus servicios. Gutiérrez llamó a licitación pública para el mes que viene en la búsqueda de una nueva compañía pero con un valor menor que el pagado en la actualidad. Y no descarta municipalizar el servicio, una opción que rechaza el sindicato de camioneros.

El intendente explicó que el contrato de Covelia le insume al menos un 25% del presupuesto municipal destinado a los servicios, y que su eventual municipalización reduciría cerca de un tercio ese costo. Mientras tanto en el gremio denunciaron que al menos 400 operarios recibieron telegramas, Gutiérrez dijo que el conflicto involucra a 130 personas.

En este contexto, Gutiérrez confirmó que mantuvo conversaciones con Hugo Moyano para destrabar el conflicto. Ámbito Financiero reveló que el jefe comunal le anunció que antes de avanzar en la municipalización agotará la vía del llamado a licitación una vez finalizado el contrato con Covelia, el 9 de agosto, y con la apertura de sobres con ofertas el 3 de septiembre.

En declaraciones radiales, Gutiérrez puntualizó que Covelia pretendía un aumento del 100% en el nuevo contrato, aunque el Consejo Deliberante local avaló una suba del 50%. "Covelia quiere mantener lo que tenía. Las empresas que vengan evaluarán qué personal van a tomar", señaló Guitiérrez en radio La Red.

Desde el sindicato, en tanto, el encargado de la rama de recolección, Marcelo Aparicio, advirtió que una posible municipalización representaría "una reducción salarial sustancial que estimó en un 50%- y la vigencia de otro convenio colectivo".

De prosperar la iniciativa en Quilmes otros jefes comunales podrían avanzar en una iniciativa que hasta ahora no habían avanzado pero que representaría para la mayoría de ellos un alivio en sus erogaciones.

Comentá la nota