Para el SOYEM, el proyecto inmobiliario de Goye es “una burla”

Para el SOYEM, el proyecto inmobiliario de Goye es “una burla”
El SOYEM fijó su postura ante el mega proyecto inmobiliario que pretende desarrollar el gobierno del intendente Omar Goye en costanera este. “Parece ser una ambición de unos pocos que no le interesa a la comunidad”, afirmaron. ¿Nos quieren vender espejitos de colores o pretenden distraernos con propuestas irrealizables?", se preguntaron a través de un comunicado. El texto completo.
Una costanera de otra ciudad, con edificios torre, puentes, parques, museos temáticos y fuentes. Eso es lo que proyecta la administración de Omar Goye para la costanera este de Bariloche, según se desprende de la iniciativa que la Subsecretaría de Planeamiento Territorial del Ejecutivo presentó al Consejo de Planeamiento Estratégico (CPE) -ver nota en archivo adjunto-.

Este es el comunicado que difundieron desde el SOYEM en las últimas horas:

Hablan de Mega proyecto inmobiliario, y ¿el Municipio?

El Municipio proyecta la construcción de una decena de torres de importante altura, un parque central (¿un Central Park?), puentes y sectores de estacionamientos. Acaso ¿hay dos Municipios? Uno que se cae a pedazos, sin maquinarias, ni vehículos, ropa ni herramientas...con compañeros municipales que siguen trabajando a pesar de todo para sacar adelante el Municipio. Y otro que está sostenido por funcionarios que pareciera que viven en “una nube de Ubeda”.

Para el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales, esta noticia parece una burla no sólo dirigida hacia los trabajadores municipales sino hacia toda la comunidad.

En el caso de los trabajadores, porque está latente el peligro que corre el cobro de los aguinaldos, esperando que llegue una ayuda de Nación. Seguramente, se han contratado profesionales, o lo que es peor, se han pagado salarios para realizar un proyecto tan utópico como faraónico, porque no hay insumos básicos para realizar los trabajos, no hay movilidad, no hay camiones para la basura, no hay vestimenta y no herramientas adecuadas, etcétera.

Y respecto a la comunidad, cabe aclarar que este proyecto que presenta el Ejecutivo Municipal parece ser una ambición inmobiliaria de unos pocos que no le interesa a la comunidad, sino más bien a los negocios personales. El proyecto no sólo destruye la costanera, sino que además no tiene en cuenta el código vigente y se caracteriza por apropiarse de un espacio que podría ser de la comunidad, de la gente, de la sociedad, del pueblo, yendo a parar para unos pocos adinerados que harán usufructo de nuestro espacio. Tampoco se piensa en que involucra tierras particulares que deberán ser expropiadas.

Seguimos dilatando y dejando de lado las responsabilidades que le caben a ésta gestión en pos de toda la comunidad. A esta altura cabe preguntarnos: ¿nos quieren vender espejitos de colores? o ¿nos quieren distraer con propuestas irrealizables?

Y ahora nos dirigimos directamente al señor intendente Omar Goye: la ciudad necesita no sólo de su esfuerzo para que Bariloche sea la ciudad que se merece, sino también del esfuerzo de sus funcionarios, es decir, que ellos pongan los pies en la tierra y que -entre todos- pensemos en posibilidades concretas que beneficien a toda la comunidad barilochense.

Comentá la nota