Para el titular de ATE, el crimen de Miramar “se podría haber evitado”

Para el titular de ATE, el crimen de Miramar “se podría haber evitado”
El secretario general de ATE, Carlos Díaz, explicó que el sector venía reclamando mejoras en las condiciones laborales del Patronato de Liberados, donde trabajaba la víctima, Laura Iglesias.

Laura Iglesias tenía 55 años y se había radicado hacía pocos años en Miramar “en busca de tranquilidad”, según explicó el dirigente de ATE, quien conocía a la víctima y a quien definió como “una compañera muy comprometida con su trabajo”.

La mujer violada y asesinada días atrás en Miramar se desempeñaba como trabajadora del Patronato de Libertados, un espacio relativamente nuevo dentro de la provincia de Buenos Aires, representado en el ámbito gremial por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Carlos Díaz contó que la víctima “era de Hurlingham y se había trasladado a Miramar buscando tranquilidad para ella y su familia”, pero luego advirtió que su “brutal crimen” fue “una situación que se podría haber evitado” porque “desde ATE hace mucho tiempo que le venimos marcando a las autoridades provinciales del gobierno encabezado por Daniel Scioli, las condiciones trabajo en las que se desempeñan nuestros compañeros y nuestras compañeras de trabajo del Patronato de Liberados”.

El dirigente sindical reconoció que Laura, al igual que sus compañeras, se movilizaba individualmente en el campo laboral. Lo que de alguna manera constituía un riesgo.

“Nosotros veníamos planteando que esta manera individual de realizar la tarea no podía seguir así”, alertó Carlos Díaz y luego explicó: “Hay que contar con un equipo de trabajo para realizar el trabajo de campo o por lo menos se debía realizar esta actividad en pareja, de a dos, y contando además con recursos como una flota automotor, porque Laura acá estaba haciendo su tarea en su auto particular”.

El secretario general de ATE dijo que Laura Iglesias era “una compañera comprometida con su trabajo y con la organización colectiva de los trabajadores” y “una persona con un fuerte compromiso y vocación para con su tarea”.

“Hemos tenido que llegar a este límite inadmisible de la muerte para que tomen estado público las condiciones de trabajo del Patronato de Liberados”, lamentó Díaz.

“No es la primera vez que alertamos a las autoridades. Anteriormente se ha puesto en riesgo la integridad física y psíquica de nuestros compañeros, pero hemos tenido que llegar a este brutal crimen para que cobre notoriedad”, aseguró el dirigente gremial y por último expresó: “Esperamos de una vez por todas que las autoridades provinciales tomen cartas en el asunto”.

Vale destacar que ATE, gremio que nuclea a los trabajadores del Patronato, dispuso un paro por tiempo indeterminado en dicha área, al menos hasta que se aclare que sucedió con Laura Iglesias.

La autopsia determinó que Iglesias posee golpes en el cráneo, estrangulamiento y abuso sexual. Por otra parte hay un aprehendido sospechado del hecho.

Comentá la nota