Para la UOCRA es “preocupante” la situación laboral a nivel local

En el día de ayer, y coin-cidiendo con el “Día de la construcción”, asumió la nueva comisión directiva de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) Seccional Zárate, nuevamente con Julio González al frente de la seccional que tiene activos a 4.300 afiliados.
“Aprovecho para saludar a todos los compañeros y a la familia constructora en su día y para informarles que asumimos como la nueva gestión. Ya entregamos la documentación, los libros de actas y todo lo relacionado a la gestión pasada para comenzar de cero esta nueva etapa que tendrá el mismo compromiso con nuestro afiliados, luchando por sus derechos y buscando la dignidad de todos ellos”, expresó Julio González, el secretario general, en diálogo con LA VOZ. Completan los lugares más importantes de la Comisión Directiva, Ariel Puebla, como secretario adjunto y César Sánchez como secretario de Organizaciones del sindicato de la construcción a nivel local.

Dentro del proyecto que plantean proponen profundizar todos los servicios ya consolidados para los afiliados y está en carpeta construir un camping para los trabajadores.

Preocupan suspenciones y despidos

La semana pasada la Uocra Zárate participó del Congreso Anual de la Unión Obrera de la Construcción a nivel nacional realizado en Mar del Plata.

Allí tomaron contacto con los referentes a nivel nacional y con las restantes 63 organizaciones de todo el país. “La verdad es que se viene sintiendo la crisis en todo el país. En el congreso anual de la semana pasada pudimos comprobar que la situación es generalizada en todo el país y que lo que vivimos en Zárate no es muy diferente a la realidad de otros distritos, con la salvedad de Atucha II que es una obra muy importante. Hoy vemos que ha bajado mucho el empleo pero también lo importante es que existe una porción de trabajadores que están trabajando en obras y paradas de mantenimiento. Claro que es preocupante la situación, pero hay un horizonte de mejoría”, expresó Julio González.

Precisamente en ese congreso, el secretario general adjunto de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) Seccional Mar del Plata, César Trujillo, aseguró que la situación laboral no es buena y que están en “alerta amarilla” por los despidos y las suspensiones en importantes obras que se están realizando en la ciudad costera. “Lentamente se está produciendo un desaceleramiento de la construcción por demás peligrosa, y los obreros son quienes comienzan a pagar los platos rotos”, agregó el par de González, titular de la Uocra Mar del Plata.

En este sentido, luego este mismo congreso, Gerardo Martínez, secretario general de la Uocra a nivel nacional realizó un llamado de atención al gobierno, “apostamos a que haya un Estado moderno que garantice que las obras no sólo se anuncien sino que se realicen. Pero es muy importante que lo que se realice tenga calidad. Hemos notado que en muchas oportunidades cuando se ejecuta un plan habitacional o la construcción de escuelas, existen empresas que construyen con calidad y garantizan el principio y el final de lo que se va a inaugurar. Pero en otros casos se ve que a los seis meses se empieza a caer el revoque o que las ventanas y puertas se deterioran. También pasa que se licitan rutas y a los pocos meses hay unos cráteres tremendos. Entonces es el Estado nacional el que tiene que tener auditorías de control de la calidad del producto y dar las garantías necesarias. Lo triste es cuando viene una empresa que gana una licitación y para tener mayor utilidad baja la calidad del hormigón o de las varillas de hierro que tiene que poner. Por eso creemos que es necesario que haya más controles del Estado en la obra pública. Habló de la necesidad de que haya controles exhaustivos y profundos para que las empresas cumplan en calidad”, concluyó Martinez en declaraciones a la prensa tras el Congreso en Mar del Plata.

Comentá la nota