Para vivir un mes, una familia tipo porteña necesita $ 19.000

Es el costo de la canasta básica de consumo de un matrimonio con dos hijos que paga alquiler y no tiene vehículo.

La Dirección de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires informará hoy que una familia tipo (matrimonio con 2 hijos menores) que no es propietaria de su vivienda necesitó en mayo pasado poco más de 19.000 pesos para cubrir los costos de la canasta básica de consumo. Esta cifra representa una suba del 40% contra el valor que tenía en igual mes de 2015.

Los más de $ 19.000 que se necesitaron mensualmente suponen que la familia en cuestión tiene la cobertura de una obra social, que los chicos van a la escuela pública, utilizan el transporte público y no disponen de auto y pagan un alquiler considerado “moderado” estimado en menos de $ 4.000. De lo contrario, los gastos mensuales superarían largamente los $ 30.000 mensuales, según las estimaciones realizadas por consultores privados.

Para el caso de una pareja joven sin hijos, que también alquila su vivienda, la canasta porteña ronda los 11.800 pesos según la medición oficial. Una tercera parte de la canasta total se va en la compra de alimentos que en mayo registraron fuertes aumentos. También, desde febrero, cobraron más peso los servicios del hogar por los ajustes de las tarifas del transporte, comunicaciones, gas, luz y agua. En los últimos 6 meses, el valor de la canasta se encareció poco más del 25 por ciento.

Así las cosas, el costo de la canasta de consumo porteña casi triplica el salario mínimo, vital y móvil que desde junio es de $ 6.810 brutos. En tanto, casi duplica los que gana la mitad de los asalariados que, en un 25%, en la Ciudad de Buenos Aires se desempeñan “en negro” y otro 8,6% está desocupado.

Por su parte, el Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria de Rosario valuó que en mayo una familia tipo necesitó $ 18.757,30, un 43,5% superior al valor de mayo de 2015. De ese total, la canasta de alimentos sumó $ 6.073, todos valores muy coincidentes con los de la Dirección porteña.

A Jorge Sola, secretario de Acción Social de la CGT, no le sorprende todos estos valores. Le dijo a Clarín que los datos del INDEC de mayo (4,2%) fueron muy coincidentes con la medición cegetista que registra “en los últimos 4 meses, una suba de los precios de los 49 productos que componen la canasta básica alimentaria por encima de la inflación promedio”. Sola dice que con una inflación interanual del 43% “es evidente que los “acuerdos salariales firmados en las paritarias se quedaron cortos” y eso se traduce, entre otras cosas, en una caída del consumo. El INDEC viene registrando fuertes caídas en términos reales en las ventas de los supermercados.

Por su parte, la Dirección porteña informó que está trabajando para medir la indigencia y la pobreza en la Ciudad de Buenos Aires comparando los valores de las canastas con los ingresos de los hogares. Y adelantó que esos informes serán trimestrales y la primera publicación corresponderá al primer trimestre de 2016

Comentá la nota