Para Yasky, Moyano y Barrionuevo "arman un arca de Noé a la que quieren subir a algunos carnívoros"

Para Yasky, Moyano y Barrionuevo "arman un arca de Noé a la que quieren subir a algunos carnívoros"
El titular de la CTA cercana al Gobierno, Hugo Yasky, criticó la reunión de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo y consideró que ese sector "es una especie de arca de Noé a la que quieren subir a algunos carnívoros que sueñan con volver a la época del ajuste".
"Es una especie de Arca de Noé a la que quieren subir a algunos carnívoros que sueñan con volver a la época del ajuste", señaló Yasky, al ser consultado sobre el reciente encuentro entre los líderes de la CGT Azopardo y la CGT Azul y Blanca.

En declaraciones a un matutino porteño, Yasky consideró que "Barrionuevo está parado en un plano de absoluta coherencia" porque "fue un aguerrido menemista, participó y se entregó de pies y manos a las políticas del menemismo".

Sobre Moyano, dijo que "es un zigzagueo más difícil de explicar, porque no compartió las políticas de los '90, pero su camino se rompió el día que creyó que sus ambiciones políticas y gremiales estaban por encima de un proyecto nacional y popular".

"Hoy, convocando a un cónclave opositor, quieren seducir a los poderosos de este país, le hacen guiños a (Héctor) Magnetto, a la Sociedad Rural, a distintos sectores...pero la clase trabajadora sabe que no puede ser furgón de cola de la derecha porque eso significaría perder todo lo que conquistó", dijo.

Además, consideró que desde ese sector sindical "van a tratar de seducir a (Sergio) Massa y a sectores que vienen del viejo tronco del duhaldismo".

"Creo que va a ser un encuentro en el que la ortodoxia económica, la derecha política, el peronismo que fue superado por el kirchnerismo va a tratar de recomponerse. Creo que hay muchos que olfatean que éste es el fin del ciclo del kirchnerismo y por eso hay mucho oportunismo en este tipo de convocatoria. Pero el pueblo argentino no come vidrio", subrayó, al ser consultado sobre la convocatoria sindical para el 20 de enero en Mar del Plata.

Para el dirigente docente, "la Sociedad Rural, los grupos empresarios más fuertes y algunos multimedios están enfocados en generar un clima de desmadre de la economía porque quieren que el kirchnerismo termine como terminó Raúl Alfonsín, con una situación que después les permita a ellos justificar las políticas de shock que quieren aplicar".

Por otro lado, el secretario general de la CTA advirtió que si se discutieran salarios cada tres meses, como pretende un sector del sindicalismo, "los trabajadores estaríamos en el peor de los mundos".

"Si tuviéramos que discutir salarios cada tres meses, los trabajadores estaríamos en el peor de los mundos", aseguró el sindicalista, al hacer referencia a la supuesta intención de la CGT que lidera Antonio Caló, de realizar paritarias trimestrales.

Yasky aseguró que "no vamos a discutir un centavo menos que lo que marque el índice de la inflación. La recuperación del salario tiene que ser la viga mayor sobre la que se siga apoyando el modelo".

En declaraciones a un matutino porteño publicadas este martes, Yasky consideró que "hay que hacer una discusión integral que permita, además de recuperar salarios, poner al movimiento obrero como el garante de políticas públicas que les pongan límite a los grupos económicos que, con la remarcación de precios y la permanente presión sobre el dólar, están tratando de cerrarle los caminos al Gobierno para que finalmente todo esto desemboque en el ajuste que vienen pidiendo".

"Me parece que ésa es la discusión que hay antes que pedir la revisión trimestral de los salarios", añadió el dirigente, quien a la vez consideró que las negociaciones cada tres meses "sería ir al escenario que quieren los grandes grupos económicos".

"Hoy la Sociedad Rural, los grupos empresarios más fuertes y algunos multimedios están enfocados en generar un clima de desmadre de la economía. Discutir cada tres meses salarios sería un premio consuelo, nos estaríamos deslizando en el tobogán que ellos nos tienen preparado. Son grupos que quieren que el Gobierno termine mal", alertó.

Con respecto a la paritaria docente bonaerense, evaluó: "ellos que rezagados con respecto a otras jurisdicciones como la Capital Federal y Santa Fe, por eso están pidiendo primero una equiparación para discutir después los porcentuales de aumento.

Discutir salarios cuando se viene de tan abajo te lleva a una situación difícil, porque tenés que hablar de porcentajes por arriba de lo que se discute en otras paritarias".

"Por eso lo que propone (el titular del Suteba) Roberto Baradel es correcto, primero hay que discutir una equiparación y después hablar del porcentaje de aumento", añadió.

Comentá la nota