La UTA paralizó a Indalo

La UTA paralizó a Indalo

Una pelea gremial dejó a más de 80 mil usuarios sin colectivo.

Una fuerte interna gremial en la UTA Neuquén terminó en un paro del transporte público, que comenzó a las 15 de ayer y afectó a los 80 mil usuarios que a diario usan este servicio. La Subsecretaría de Trabajo dictó la conciliación obligatoria a partir de la medianoche de ayer.

Por la mañana, los dirigentes gremiales y delegados de Indalo se reunieron en la UTA y mantuvieron una dura discusión que evidenció una fractura irreconciliable entre dos fracciones: la del actual secretario general, Néstor Belmúdez, y la de Raúl Araya, subsecretario de Finanzas y cercano al ex dirigente Rubén Flores.

Si bien la decisión de la medida de fuerza tuvo que ver con reclamos concretos a la empresa Indalo sobre pagos atrasados proporcionales a aumentos otorgados y la cancelación de cuotas alimentarias, lo que desató el conflicto fue la interna gremial.En medio de una tensa pelea, se acusó a Belmúdez de firmar acuerdos en la Subsecretaría de Trabajo “a espaldas” del resto de los choferes.

“Hace seis meses que no llaman a asamblea”, se quejaban ayer en las puertas de la UTA. También se le dijo al secretario general que respondía a los intereses de la empresa y no al de los trabajadores.Finalmente, después de una mañana de largas discusiones, la fracción convocada por Araya resolvió ir al paro por 24 horas: “No se pagó el retroactivo del aguinaldo del aumento del 27 por ciento. Se tenía que depositar el 20. Primero nos dicen que nos van a pagar y después nos dicen que no tienen plata”, dijo Araya.

Desde el Municipio se informó que había una conciliación obligatoria hasta el 14 de agosto dictada la semana pasada, medida que fue confirmada por Belmúdez; sin embargo, Araya desconoció esta orden de la Subsecretaría de Trabajo. “Desconocemos la conciliación.

El secretario dice que sí, pero a la vez dice que no, entonces no sabemos qué es lo que está pasando”, resumió Araya.Más allá de los cruces, en horas de la tarde, Trabajo dictó una nueva conciliación a partir de las cero de anoche. 

“El gremio debería  acatar, pero esperemos que la empresa de una solución y deposite lo que nos debe porque la gente está muy enojada”, aseguró anoche Belmúdez en medio de un clima muy tenso entre el personal que aguardaba que en las cuentas salariales figure la cancelación de lo que se les adeuda. Tres preguntas a...

Fernando PalladinoServicios Concesionados 1. ¿Qué opina de la protesta?

La semana pasada se firmó un acta dictando la conciliación obligatoria y la firmaron los propios delegados. Esto es una interna gremial con dirigentes irresponsables. 

2. ¿Qué van a hacer desde el Municipio?El gremio tiene que acatar la conciliación. Si no lo hace, Trabajo deberá determinar qué sanciones le corresponden.  3. ¿Qué reclaman?Un ajuste del aguinaldo y sueldo con el aumento que se dio y el pago de cuotas alimentarias. Todo esto se estaba discutiendo en el marco de la conciliación obligatoria.  La versión de la empresa

“Lo único que busca Araya es conflicto” “Tenemos una parte residual de la UTA encabezada por un delegado obrero, pero el acompañamiento del resto de los que son conductores. Estamos resolviendo todas las situaciones. Raúl Araya lo único que busca es conflicto y dejar a todos los neuquinos a pie”, dijo Leandro Franco, gerente de Indalo.

Comentá la nota