Paran durante cuatro horas las estaciones de servicio

Paran durante cuatro horas las estaciones de servicio
El Federación Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio y Garajes (FOESGRA) convocó para hoy a un paro nacional de cuatro horas en la comercialización de combustibles en todos los surtidores de YPF, en protesta contra el cierre de estaciones de servicios y por el encuadramiento gremial de los trabajadores que desarrollan sus tareas en los expendedores de la red.
Como parte de la medida, el sindicato amenazó con bloquear las estaciones de YPF que funcionan en el distrito.

En ese marco, el secretario general del Federación, Carlos Acuña, pidió ayer al titular del bloque del Frente para la Victoria (FPV), Agustín Rossi, el tratamiento en el Congreso de un proyecto que regula la comercialización de combustible y resguarda a los expendedores minoristas.

La protesta que llevarán adelante los trabajadores de estaciones de servicio comenzará a las 10 y se extenderá hasta las 14.

Conflicto

YPF, a través de un comunicado de prensa, sostuvo que garantizará «el habitual abastecimiento de su red de estaciones de servicio» y que «no existe conflicto alguno con el personal de sus estaciones de servicio, ya que está encuadrado sindicalmente en el Sindicato Unidos Petroleros e Hidrocarburíferos (Supeh)».

La petrolera señaló que la medida de fuerza «parece estar motivada por otros intereses» y que implementó «un refuerzo en su plan de operaciones para evitar que esta medida extorsiva no impida la libertad de trabajo de sus empleados, no afecte su seguridad, y no perjudique a sus clientes».

En declaraciones formuladas durante la víspera a Télam, Acuña advirtió que «si antes de Semana Santa la empresa no se aviene a garantizar públicamente la renovación de todos los contratos con los surtidores que abastece, entonces habrá un paro mayor y se extenderá a las estaciones de servicios de otras marcas». «En este momento y por cómo actúa YPF, se corre el peligro de que cierren casi 1.000 estaciones más, con la consecuente pérdida de 20.000 empleos», agregó el gremialista.

En lo que respecta al encuentro que mantuvo con Rossi, Acuña dijo que abogó por la sanción de «una ley de comercialización minorista porque los que expendemos el combustible no podemos competir con una empresa productora de petróleo».

«Rossi se comprometió a analizar el proyecto junto con los demás miembros de la bancada», resumió Acuña después de la reunión, en la que estuvo acompañado por el secretario gremial Andrés Doña y el dirigente santafesino Ismael Marcón. «Pedimos la renovación de los contratos que Repsol-YPF dejó caer para los minoristas; hay una gran cantidad de pueblos que ya no tienen su estación de servicio y también queremos abastecimiento pleno y que se respete el convenio colectivo de trabajo», resumió Acuña.

Comentá la nota