Paran judiciales, médicos hospitalarios y choferes de micros de larga distancia

Paran judiciales, médicos hospitalarios y choferes de micros de larga distancia
Las medidas de fuerza llevadas a cabo por los sindicatos apuntan a conseguir incrementos en los haberes salariales y repercute en distintos servicios públicos, entre ellos la atención en el hospital, tribunales y la terminal de ómnibus.

Distintos sectores del gremialismo continúan la lucha por las reivindicaciones salariales, con medidas de fuerza que afectan los servicios públicos, como son los que se brindan desde los hospitales provinciales, departamentos judiciales bonaerenses y de transporte de pasajeros en micros de larga distancia.

Judiciales

La Asociación Judicial Bonaerense (AJB) convoca a sus afiliados a realizar hoy un paro de actividades, solicitando al gobierno la continuidad de la paritaria salarial.

La departamental Junín de la AJB, cuyo secretario general es Matías Maqueda, se suma a la medida de fuerza que se llevará a cabo en las 18 departamentales judiciales de la provincia de Buenos Aires.

En diálogo con Democracia, Maqueda afirmó que el gobierno bonaerense no ha dado respuesta a sus reclamos, ya que el gremio rechazó por insuficiente la anterior oferta salarial y agregó que ante la falta de convocatoria para continuar la paritaria salarial y por mandato de la mayoría de las asambleas departamentales, hoy los judiciales vuelven al paro.

La AJB reclama que la negociación salarial avance en un esquema que mejore la oferta realizada e incluya el incremento de la bonificación especial.

“En la última reunión oficial, hace 15 días, el gobierno propuso un incremento salarial escalonado. El gremio lo consideró insuficiente, señalando que era más equitativo aumentar más a las categorías más bajas, y menos a los jueces. Lo mismo pasa con las bonificaciones que reciben los empleados, que son del 25 por ciento; en cambio para los gastos funcionales de los jueces, del 40 por ciento. Reclamos también por la antigüedad, que los jueces cobran el 3 por ciento desde siempre, mientras que los empleados la tuvieron suspendida, o disminuida, en los años 90”, recordó.

Cicop

La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop), en tanto, cumple un paro de 48 horas, que empezó el martes 30 de abril, y continuó ayer, 2 de mayo.

El doctor Adrián Pérez, secretario general de la seccional Junín del sindicato, explicó que la medida de fuerza de la Cicop involucra a los 77 hospitales provinciales.

Manifestó que en Junín, en el Hospital Interzonal General de Agudos, la convocatoria al paro es a los profesionales de la salud, atendiéndose las urgencias, las internaciones y el servicio que presta este centro de salud a los afiliados al Pami.

La Cicop reclama al gobierno de Daniel Scioli una mejor oferta de aumento salarial. La última fue de entre 22 y 24%, variando según las categorías, y en tres cuotas.

El doctor Pérez agregó que para la semana próxima está previsto un paro de actividades de 72 horas en los hospitales provinciales, con asamblea gremial el viernes 11 del corriente mes, para resolver los próximos pasos a seguir.

UTA

El personal de todas las empresas de larga distancia agrupado en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) paralizó desde las 14 de ayer sus tareas a nivel nacional en rechazo de “las amenazas de despidos, la precarización laboral y la ausencia de acuerdo salarial”.

La medida de fuerza fue decidida tras el fracaso de las negociaciones mantenidas con las cámaras empresarias del transporte. UTA exige un 23% de aumento en las negociaciones paritarias. Advirtió que la medida de fuerza durará “hasta que haya soluciones”. La estación porteña de Retiro está paralizada.

“El paro es nacional pero sólo para los colectivos de larga distancia”, aseguraron fuentes gremiales. “No hay acuerdo en las paritarias que están desde el 1º de enero. Nosotros vamos a levantar el paro cuando se solucionen los inconvenientes”, agregaron.

Por su parte, desde empresas de colectivos de larga distancia que prestan servicio en la Terminal de Ómnibus de Junín, señalaron que por el momento no se vendían boletos con salida después de las 14 de la víspera, por tiempo indeterminado, y en el caso de los ya vendidos, y con el servicio suspendido, se devolvía el dinero o se daba un “boleto abierto”, que el usuario podía utilizar cuando la situación se normalizara.

El titular de la UTA, Roberto Fernández, había denunciado que los empresarios “amenazaron con despedir choferes y precarizar la conducción de los micros de larga distancia”.

El sindicalista remarcó que la medida de fuerza que implementará su gremio afecta la actividad de unos 22 mil choferes de larga distancia en todo el país.

Se calcula que hoy, al mediodía, habrá una reunión entre la UTA y las cámaras empresariales. Cabe mencionar que en Junín no hay seccional de dicho gremio.

Comentá la nota