Paran los trabajadores del programa BAP (Buenos Aires Presente)

Paran los trabajadores del programa BAP (Buenos Aires Presente)
Alrededor de 250 trabajadores del programa iniciaron una medida de fuerza para reclamar por el atraso en el pago sueldos y por la situación de precarización laboral en la que se encuentra el total de los empleados.
Pese al reclamo, los empleados de "Buenos Aires Presente" estuvieron en el derrumbe de Palermo. "Algunos no cobramos desde principio de año", aseguraron.

Buenos Aires Presente (BAP) se corresponde a Línea 108 de Asistencia Social que depende del Ministerio de Desarrollo Social del Gobierno de la Ciudad y se dedica a atender a personas en situación de calle y que asisten en catástrofes.

Desde el viernes de la semana pasada los trabajadores de los siete turnos que componen el programa, entre los que se encuentran choferes, profesionales, operadores sociales y administrativos, comenzaron a retener sus actividades para reclamar al gobierno porteño el pago de los sueldos atrasados, que en la mayoría de los casos cobraron hasta el mes de mayo.

“Hace algunos meses comenzamos a tener problemas en los pagos, algunos no cobran desde principio de año. Pensamos que se iba a solucionar rápido, pero estamos en agosto y todavía no cobramos”, señaló uno de los empleados del BAP.

Los trabajadores de BAP habían tenido una reunión con el director General de Atención Inmediata del Ministerio de Desarrollo Social, Ramón Lanús, quien les había prometido una regularización del pago que nunca llegó. "Nos prometieron que ibamos a cobrar del 1 al 10 de cada mes, pero fue una sola vez que pasó eso, por eso nos vimos obligados a realizar una medida de fuerza", contaron desde BAP.

Además del pago atrasado, en la época invernal, los empleados realizan un trabajo extra por el "Operativo Frío" en donde cobran un plus de $450 por mes que todavía les deben desde 2011.

La retención de tareas también está ligada a la precarización laboral en la que se encuentran los empleados ya que están contratados como monotributistas con la modalidad de locación de servicios. "Todos los años tenemos que esperar más de tres meses para cobrar y como se renueva año a año el contrato, no tenemos estabilidad en nuestro trabajo", sostuvieron los empleados.

Sin ninguna respuesta por parte de las autoridades del Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad que preside Carolina Stanley, los trabajadores se volverán a renunir en asamblea el próximo martes para ver si levantan o no el paro.

Coment� la nota