El Paraná se aproxima al nivel de alerta

El Paraná se aproxima al nivel de alerta
Con un nivel que crece cerca de 20 centímetros cada doce horas, el río Paraná en Barranqueras llegó este lunes a los 5,19 metros, y se pronostica que en los próximos dos días alcance los 5,50 metros, apenas 50 centímetros por debajo del nivel de alerta.

Basándose en valores informados por el Instituto Nacional del Agua (INA), el titular de la Fundación Encuentro por la Vida, Ramón Vargas, señaló vía Facebook que Barranqueras podría alcanzar los 5,50 metros en su escala en los próximos tres días con los caudales actuales. “Si persisten las lluvias en la cuenca Baja del Paraguay y Media del Paraná estos valores pueden elevarse”, alertó el experto.

El Paraná alcanzó este lunes los 5,19 metros en Barranqueras y sigue acercándose al nivel de alerta.

Según Prefectura Naval Argentina, en el mediodía del lunes el Paraná en Barranqueras había alcanzado los 5,19 metros, mientras que medido doce horas antes su nivel fue de 5 metros. Un día antes, el domingo, el nivel alcanzó los 4,72 metros.

Según el último informe actualizado del INA, se propagará la onda de crecida en el tramo argentino del río Paraná. Así el organismo adelantó un nivel de 5,35 para el martes, día en que se conocerá el próximo informe de pronósticos.

Por otra parte, en el tramo brasileño del Paraná, la descarga de Itaipú se mantiene acotada, mientras su nivel de embalse se eleva hacia su valor normal. Aquí no se espera un aumento significativo en el corto plazo y se mantendría en el orden de los 10.000m3/s.

En tanto, el río Iguazú mantiene su pulso de crecida. De acuerdo con el INA, “se registraron precipitaciones intensas sobre la cuenca media y baja del río en los últimos días”. Con ello, “el caudal en Cataratas alcanzó los 4.000m3/s y se espera que disminuya lentamente en las próximas horas”.

Asimismo, el río Paraná en el tramo paraguayo argentino mantiene su “pico de crecida en Yacyretá”. “En la Confluencia Paraná-Iguazú, el caudal se estabilizó desde el domingo en el orden de los 15.000m3/s. No se espera un nuevo incremento en las próximas 48 horas”, indicó el organismo.

Al respecto, señaló que “el aporte en ruta en el tramo misionero-paraguayo se incrementó fuertemente en los últimos tres días, y se espera que se reduzca rápidamente en los próximos dos días”. En tanto, el caudal entrante a Yacyretá aumentó de 12.500m3/s el 28 de abril a 21.000m3/s el 1 de mayo, disminuyendo luego gradualmente.

Finalmente, el río Paraguay mantiene su caudal en leve disminución. Aquí las lluvias de los últimos días sobre el este de Formosa y la cuenca próxima al tramo Clorinda-Formosa acentuaron el escenario húmedo desarrollado desde la segunda semana de abril. En Puerto Pilcomayo el nivel continuó en ascenso, alcanzando 4,95m el 1 de mayo. Se espera que el descenso ya observado se mantenga en la próxima semana.

Asimismo, en Formosa la onda de crecida se mantiene en su curva de ascenso, que se incrementará con el efecto de remanso desde el río Paraná.

Se espera un pico de 6,70m el 9 de mayo. El caudal descargado al Paraná se estima en 4.500m3/s, estabilizado.

Coment� la nota