Parcial adhesión y jornada casi normal en Córdoba

Parcial adhesión y jornada casi normal en Córdoba

Con más ruido que adhesión, se concretó ayer en Córdoba la huelga nacional convocada por la CGT disidente que conduce Hugo Moyano. Pese a las especulaciones previas por posibles paros sorpresivos, los choferes nucleados en la UTA trabajaron con normalidad y hubo transporte urbano durante toda la  jornada. 

 En cambio, en el transporte interurbano (Aoita) el acatamiento fue total. También fue completo el cumplimiento de la medida en Bancarios, Luz y Fuerza, Camioneros, Suoem y Surrbac, entre otros. Las CGT Regional Córdoba y Rodríguez Peña dieron “libertad de acción” a sus sindicatos. 

Grupos de izquierda y gremios alineados a la CTA cortaron los puentes Centenario y Avellaneda desde temprano, y al mediodía marcharon trabajadores de Camioneros, Luz y Fuerza, y Suoem y trabajadores de la Afip. Este sector representa a asalariados afectados por el Impuesto a las Ganancias, cuya modificación es uno de los reclamos centrales del paro. Otros son: reapertura de paritarias, universalización del salario familiar y pago de deudas a las obras sociales. 

El acto central se realizó en las esquina de 27 de Abril y Vélez 

Sársfield. El titular del sindicato municipal, Rubén Daniele, reclamó la unión sindical del movimiento obrero cordobés. Lo mismo se había reclamado días atrás la CGT Regional Córdoba.

“Hay compañeros que saben que existen despidos en las fábricas 

-dijo Daniele en obvia alusión a la conducción del Smata y de la UOM- y ellos saben qué tienen que hacer, que es el paso más importante para que las crisis no la paguen los trabajadores”, agregó. Gabriel Suárez, titular de Luz y Fuerza, calificó de “altamente positivo” el paro convocado por las CGT opositoras. “Nosotros no respondemos a los fondos buitre sino a los trabajadores”, señaló, en respuesta al Gobierno nacional.

Después de las 14, tras la desconcentración pacífica de la marcha, se normalizó el tránsito y la ciudad tomó un cariz prácticamente igual a un día sin paro, sólo que con menos vecinos en la calle.

De la Sota

Luego de varios días de silencio en temas políticos, y sin haber apoyado públicamente la medida de fuerza de las centrales obreras opositoras (pese a que tiene cercanía política tanto con Hugo Moyano como con Luis Barrionuevo), el gobernador José Manuel de la Sota usó la red Twitter para respaldar el paro.

“Alto acatamiento del paro. Los trabajadores tienen derecho a reclamar. Lo grave es que @CFKArgentina dice que está todo bien y no escucha!”, escribió.

“Me parece que @CFKArgentina debería dejar de leer el diario de Yrigoyen y escuchar los reclamos de la gente. Hoy muchos trabajadores hablaron”, fue otro de sus tuits.

Para el Gobierno, no fue una huelga general

A nivel nacional, el tercer paro convocado por las centrales sindicales opositoras contra el Gobierno de la presidenta Cristina de Kirchner fue el que menor acatamiento obtuvo a raíz del funcionamiento de subtes y colectivos, la menor participación de militantes de izquierda en los piquetes y la postura de muchos de los grandes sindicatos nacionales que no adhirieron a la medida.

Al hacer una evaluación de la huelga promovida por los secretarios generales de la CGT Azopardo, Hugo Moyano; de la Azul y Blanca, Luis Barrionuevo; y de la CTA opositora, Pablo Micheli; el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, aseguró que “la gran mayoría de los argentinos ha concurrido a trabajar” por lo que “no se puede decir que lo que hoy ocurrió sea un paro general”.

La medida de protesta no contó con la adhesión de la UTA ni con la mayoría de los delegados del subte, situación que provocó que la Ciudad de Buenos Aires amaneciera con un servicio prácticamente normal de colectivos y subterráneos, en tanto que los trenes no funcionaron por el paro de los maquinistas y algunas de las nuevas formaciones del Ferrocarril Sarmiento sufrieron ataques, lo que duramente reprochado por la Presidenta en su cuenta de Twitter.

Moyano, satisfecho

En una conferencia de prensa realizada en la CGT Azopardo junto a Luis Barrionuevo (CGT Azul y Blanca) y el líder de Uatre, Gerónimo “Momo” Venegas, Hugo Moyano aseguró que están “satisfechos por la adhesión a pesar de las presiones del Gobierno”, pero no quiso dar a conocer porcentajes de adhesión.

Suoem retrucó a Decara

El Suoem salió al cruce del defensor del Pueblo de Córdoba, Mario Decara, quien había exigido “servicios mínimos” a los gremios que se plegaron ayer al paro nacional, bajo amenaza de denuncias judiciales. Ayer, mediante un durísimo comunicado de prensa firmado por el secretario general Rubén Daniele, el gremio le recordó al funcionario que cumple “a rajatabla” con las leyes que ordenan guardias mínimas en caso de servicios esenciales. Además, manifestó que el defensor del Pueblo “carece de competencia” para intimar a los sindicatos. Asimismo, apunta el Suoem que no es la Defensoría la autoridad de aplicación en casos de medidas de fuerza, sino el Ministerio de Trabajo. 

“Rechazo enérgicamente la intimación por improcedente, ilegítima e inconstitucional”, remató el comunicado de los municipales.

Comentá la nota