"Parecería que hay una sociedad entre el Intendente con el dueño de la empresa"

Así lo señaló el Delegado Organizador del Sindicado de Frigoríficos, Walter Verón. La medida fue que los empleados no entren a trabajar si no pagan lo que les deben y retistuyen al Delegado Alejandro Pelizza.
Hace un mes que sigue la protesta de los trabajadores del Frigorífico de Coronel Vidal. Esta vez, la medida fue de no ingresar a trabajar. El delegado del mismo, Alejandro Pelizza aún sigue sin trabajo y sin poder cobrar las dos quincenas que le deben.

"A la gente la citaron a las 11 de la mañana para ingresar a la 1 de la tarde. Hemos decidido en la asamblea, un conflicto que lleva más de un mes desde que echaron al compañero Pelizzareo, mientras que no ingrese él que es Delegado, le paguen las dos quincenas que le deben y a la gente la plata que le está debiendo, feriados y platas que les han descontado en quincenas anteriores, la gente no va a ingresar a trabajar", apuntó el Delgado Organizador del Sindicato de Frigoríficos.

Las condiciones de trabajo según el Delegado, son: "Hay gente que está en negro que obviamente lo van a negar y no son las óptimas, los llaman a cualquier hora a trabajar, no ponen un horario fijo, avisan una hora antes y varias cosas adentro que yo no estoy adentro de la planta eso lo pueden decir los muchachos".

Luego, apuntó: "No sé porque se metió el Intendente (Jorge Paredi), parecería que hay una sociedad entre el Intendente con el dueño de la empresa porque se metió en este conflicto. Ofreciéndole, primero, que le iba a pagar indemnización, ahora ofreciéndole trabajo, no sé qué tiene que hacer el Intendente en el conflicto, este es un conflicto gremial, no tiene nada que ver con Municipalidad y se está metiendo en algo que no tiene absolutamente nada que hacer a menos que sea una sociedad como digo".

Por su parte, Alejandro Pelliza manifestó: ""La verdad que estoy sin plata porque hay que decir lo que es, quiero que me paguen o me dejen trabajar, nada más. Me echaron por ser Delegado, por reclamar lo justo y lo mío y lo de los chicos también. Ahora me están debiendo dos quincenas que no he visto ni un peso".

La medida de no ingresar a trabajar sigue y los empleados no tienen respuestas.

Comentá la nota