Paritaria "amiga": 25% (con aditivos)

Paritaria "amiga": 25% (con aditivos)
Gremios afines al Gobierno avanzan con ese porcentaje. El truco: habrá que sumar pagos “no remunerativos”.
El Gobierno dio ayer un nuevo paso para la fijación de una pauta salarial nominal del 25 por ciento de aumento para este año. La paritaria principal en la industria, de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) con las cámaras empresarias del sector, continuó ayer sin acuerdo pero con avances en esa línea, que según los planes oficiales deberá contemplar a otros gremios afines como la UOCRA (albañiles), UPCN (estatales) Comercio, Obras Sanitarias y encargados de edificios del SUTERH. El Ejecutivo se trazó ese objetivo y admitió que en los acuerdos salariales fuesen incluidas sumas fijas que terminarían por elevar los incrementos a valores más cercanos al 28 por ciento.

Con un acuerdo de varios sindicatos en bloque, previsto para abril con un posible acto en la Casa Rosada -hay dirigentes involucrados en el extranjero que no volverán a la Argentina hasta dentro de dos semanas- el Gobierno aspira a ponerles un freno a las pretensiones de organizaciones encuadradas en la oposición, como las que integran la CGT de Hugo Moyano, la versión Azul y Blanca de Luis Barrionuevo o la CTA de Pablo Micheli. Desde los sectores disidentes adelantaron que pedirán aumentos del 35 por ciento.

Anoche desde el oficialismo circulaba la versión de que se intentaría acordar en conjunto mañana mismo, aunque en los gremios involucrados aclararon que las negociaciones todavía eran incipientes.

Ayer la UOM se reunió por segunda vez formalmente en el Ministerio de Trabajo con las cámaras de empleadores, lideradas por ADIMRA. Durante varias horas los protagonistas no se cruzaron -permanecieron en salones separados de la cartera laboral- pero sí intercambiaron alternativas a través de la viceministra, Noemí Rial.

La funcionaria se encargó de hacerles saber a las partes que el Gobierno intentará llevar la discusión hacia el 25% nominal.

Para lograr su cometido Cristina de Kirchner ideó un plan que involucra advertencias y promesas. En el primer capítulo figuran, al tope, las incipientes suspensiones y los previstos despidos por parte de las terminales automotrices, las autopartistas y las industrias metalmecánicas. En el sector automotor circulan informes reservados que dan cuenta de una caída promedio del 20% para este año, derivada de la baja en las ventas internas y en las exportaciones.

Al respecto, el Gobierno anunció ayer un proyecto de ley para la promoción de la producción de autopartes locales. Y para las terminales automotrices se reserva la eventual marcha atrás en el impuesto a las ventas de vehículos de alta gama. En el caso de los gremios, en tanto, la "zanahoria" es la posible duplicación de un subsidio que en la actualidad representa $ 2.000 millones al año para sus obras sociales, una negociación de la que dio cuenta días atrás este diario.

Durante la audiencia de ayer en la cartera laboral no hubo acuerdo y se dispuso un cuarto intermedio hasta mañana a las 17.

El gremio metalúrgico, que lidera Antonio Caló, ratificó su pedido del 30% de aumento para este año en un pago, o bien en dos cuotas acumulativas del 20% más un 10 por ciento, lo que terminaría por implicar cerca del 32 por ciento. Su propósito será elevar de $ 5.000 a $ 6.500 pesos el mínimo garantizado para la categoría inferior del operario metalúrgico.

Los empresarios, que habían ofertado la semana pasada un 24% en tres cuotas no acumulativas del 8 por ciento, no hicieron una contrapropuesta y eligieron aguardar más definiciones por parte del Ejecutivo. En ambas orillas había, sin embargo, predisposición para cerrar en los parámetros sugeridos por el Gobierno. Para ese cometido será clave la ingeniería de sumas no remunerativas involucradas en la negociación.

El esquema analizado en esta línea será el pago de un anticipo (el gremio pidió $ 1.000 pesos por mes) por febrero y marzo, como paso previo al arranque en abril de la nueva escala salarial, y dos refuerzos también en montos fijos- para noviembre y enero próximos.

Comentá la nota