Paritaria docente: rechazaron la oferta del Gobierno del 22 por ciento por "inadmisible"

Paritaria docente: rechazaron la oferta del Gobierno del 22 por ciento por "inadmisible"
Fracasaron las primeras discusiones entre los gremios y los representantes de la Casa Rosada. Volverán a reunirse el lunes. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, reiteró que podrían otorgar la suba por decreto

En el segundo piso de la sede porteña del Ministerio de Educación nacional se reunieron durante casi 3 horas el titular de la cartera, Alberto Sileoni, los ministros de Trabajo, Carlos Tomada, y de Economía, Axel Kicillof, y el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, junto a los secretarios generales del sindicato mayoritario de maestros, CTERA, y de los cuatro gremios agrupados en el Frente Nacional Docente. Tras un primer encuentro el 8 de febrero en el que las partes delimitaron el terreno, la audiencia del viernes marcó el inicio formal de la paritaria del sector. Y como era esperable, no hubo acuerdo.

Los gremios docentes no aceptaron el 22% de aumento en tres tramos más 2 mil pesos en dos cuotas por presentismo que ofreció el Gobierno, según informó la titular de CTERA, Stella Maldonado. "Esperamos una mejora de la propuesta", dijo. "Si el lunes no tenemos una respuesta favorable los congresos quedarán facultados para tomar medidas", advirtió, aunque ratificó la voluntad de los docentes de llegar un acuerdo.

"Si no se recompone el salario docente, que está por debajo del salario mínimo, vital y móvil, el escenario va a ser de conflictividad", coincidió Mario Almirón, del SADOP, que agrupa a los docentes privados e integra el Frente Nacional Docente.

Maldonado además comentó que en la mesa de negociación los docentes volvieron a plantear la necesidad de que se haga una revisión semestral del salario para evaluar el eventual deterioro que puede generar la inflación, y aclaró que el Gobierno esquivó ese punto.

De su lado, los representantes del Gobierno brindaron una breve conferencia de prensa. "No hubo acuerdo salarial en esta primera etapa de las negociaciones. Entre las partes hemos decidido establecer un cuarto intermedio hasta la semana próxima", afirmó Capitanich, acompañado por Sileoni y Kicillof.

"Ha sido una reunión muy profunda. El diálogo ha sido productivo por las propuestas de ambas partes. Vamos a hacer un esfuerzo para arribar a un consenso la semana próxima", agregó el jefe de Gabinete.

Más tarde, Capitanich volvió a dar una conferencia de prensa, la tercera del día, para ahondar sobre la propuesta del Gobierno. "La oferta nuestra fue un 12% de incremento a partir de marzo, más 5% de aumento en agosto y 5% en noviembre, además de una suma fija de dos mil pesos en concepto de presentismo a pagarse la mitad en junio y la otra mitad en diciembre. Nuestra oferta equivale en total al 22%, que llevaría el salario inicial a 3.996 pesos en agosto y 4.167 pesos en noviembre. Pero considerando el presentismo, el aumento alcanza el 26,8% y lleva el salario mínimo a 4.333 pesos", explicó.

Asimismo, señaló que "las propuestas del 61 y del 35 por ciento" exigidas por los docentes "son absolutamente imposibles de satisfacer" porque "no son razonables". "Si no se llega a un acuerdo en los próximos encuentros podría existir una propuesta unilateral por parte del Gobierno", remarcó.

El jueves Maldonado detalló que reclaman una suba del 42,27%, sobre los 3.416 pesos que componen el sueldo mínimo. Y exigió un "piso salarial mínimo de 4.860 pesos, lo que implica un aumento de 35% si se toma en cuenta el salario mínimo, vital y móvil, pero que es mayor al compararlo con el que recibe un docente".

Frente a esas pretensiones, el gobierno nacional reiteró que podría cerrar las paritarias por decreto. "Si no hay acuerdo, puede existir una propuesta de carácter unilateral", aclaró Capitanich. La medida tiene un antecedente inmediato: el Ejecutivo lo hizo en los últimos dos años.

Al respecto, el titular de SUTEBA, Roberto Baradel, fue tajante. "Sería gravísimo que nuevamente el Gobierno recurriera a un decreto, porque echaría por tierra la paritaria", advirtió. Y cuando le preguntaron cómo reaccionarían los sindicatos en ese escenario, advirtió que podría haber "una medida de fuerza".

Las paritarias nacionales de los docentes marcan un piso para los acuerdos que se cierren en cada provincia. Algunas ya ofrecieron más del techo del 25% con el que el Gobierno aspira a cerrar los acuerdos. Por ejemplo, Córdoba propuso un 31,6%, Catamarca un 28%, San Luis un 30%, y Tierra del Fuego un 27 por ciento. El "tira y afloje" entre las provincias y la Nación será una constante en este año a partir del refinanciamiento de las deudas provinciales que en menos de un mes deberán volver a negociar, tras el acuerdo de enero.

La reunión de de este viernes selló además el comienzo de la "temporada de negociaciones paritarias" que se presume como la más difícil de la historia del kirchnerismo, ante un complejo panorama en el que a la inflación se sumó una abrupta devaluación.

Comentá la nota