Paritaria: los gremios van con un rechazo y esperan una mejora

Paritaria: los gremios van con un rechazo y esperan una mejora

La paritaria salarial estatal se reanudará hoy a las 9 horas. Los gremios irán por el rechazo, a la espera de una mejora. Desde el Gobierno expresaron una postura dura, pero se develarán las estrategias de cada sector.

La oferta oficial fue un aumento del 4 por ciento, en dos cuotas, y una serie de sumas fijas (dos de 1.000 pesos y el histórico bono de 5.000 pesos a fin de año).

Los gremios dejaron en claro el rechazo no solo de la propuesta de incremento, sino fundamentalmente la negativa a recibir sumas en “negro”. El Gobierno y la Intersindical venían avanzando en un proceso de blanqueo de ciertos ítems que componen históricamente el salario: de ahí que consideran que sería un retroceso aceptar ahora esos montos en negro (dos sumas fijas de $1.000).

ATE realizó asambleas en Casa de Gobierno, el Centro Sanitario, el hospital Molas y en las ciudades del interior. Lo que primó es el rechazo al porcentaje y a las sumas fijas, aunque no hubo una negativa al bono de fin de año (un suplemento que año a año otorgaron los gobiernos pampeanos).

La oferta generó algunos chisporroteos en la Intersindical. Pero algunos dirigentes salieron públicamente a expresar el rechazo.

El planteo de la Intersindical será hoy “no alejarse del proceso inflacionario”, según describió el secretario general del Sindicato de Trabajadores Judiciales, Ceferino Riela.

“No queremos pan para hoy y hambre para mañana, sino que se robustezca el básico”, redondeó el rechazo a las sumas fijas, a la hora del diálogo con El Diario. Definió la propuesta como “muy tacaña”.

En tanto, el secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado, Ricardo Araujo, afirmó que lo que ofreció el Gobierno “es muy poco para lo que pretendíamos”.

En el otro extremo, el subsecretario de Trabajo de la Provincia, Marcelo Pedehontáa, admitió que el reclamo de los trabajadores que integran la Intersindical de estatales es genuino y reconoció que “entre la necesidad y las posibilidades hay parámetros muy distantes”.

El funcionario comentó que “hay una realidad: el poder adquisitivo del dinero se ha perdido, sobre todo entre los trabajadores de categorías más bajas, que por lo tanto tienen una legitimidad en el reclamo, pero para cubrirla tenemos que hablar de 150%” de aumento.

La Intersindical pretende un 14% para el segundo semestre. La propuesta del gobernador Carlos Verna será rechazada por insuficiente. “Sabíamos que el Gobierno iba a venir con una propuesta baja, que está muy lejos de lo que sería nuestra necesidad y lo que venimos planteando”, señaló Araujo.

“Nos sorprendió la oferta. Creemos que el Gobierno debe hacer un mayor esfuerzo”, dijo Riela.

Araujo comparó: “Esto mejora el salario en $500, ya que a fin de año el salario mínimo crecería alrededor de $500. Es muy poco para lo que pretendíamos, porque lo otro son sumas en negro que no quedan y, por única vez, sumas que vienen por afuera de los aportes y se pagan por única vez. Eso puede ayudar en el momento pero, comparado con el carrito del supermercado, es poca plata”.

Coment� la nota