A paritarias cerradas no hay tizas calladas

Para Rodríguez el sueldo docente se achicó. Trata de cómplices del gobierno a los mayoritarios gremios docentes: “por cuarenta pesos se rompió una lucha de cinco días de paro”. Adelanta que pedirán abrir una nueva paritaria a mitad de año. Reclama un salario docente de $ 3900 y denuncia que hay 19 mil millones de pesos que deberían ir a educación desde el presupuesto provincial.
Luis Rodríguez, uno de los referentes del gremio docente UDOCBA, recibió a La Mañana al regresar de Olavarría donde se desarrolló el Primer Congreso Regional de UDOCBA en el que participaron los distritos de la Región Educativa Nº 25 y otros invitados.

Rodríguez explicó que “UDOCBA es el único gremio que sigue luchando y defendiendo a los trabajadores docentes”. Recordó que ayer, quinto día hábil, “era un día muy importante porque se ponía al cobro el aumento acordado en las paritarias recientes”, ya cerradas. La disconformidad de análisis sigue siendo importante para el sindicalista “porque consideramos que después de cinco días de paro con una oferta de $2860, se decidió hacer un arreglo entre gallos y medianoches por un importe de $ 2900, es decir que por cuarenta pesos se rompió una lucha de cinco días de paro”.

El sindicalista recordó que desde el 15 de abril al 31 de julio se estará realizando una campaña de afiliación que permite al docente contar con todos los beneficios a partir del primer descuento. También anunció que del 16 al 20 habrá elección de delegados en todos los establecimientos de la provincia.

¿Qué lectura hace UDOCBA de esa situación ya que muchos docentes quedaron muy disconformes a pesar de tratarse de una decisión mayoritaria?

Nosotros pensamos que es necesario un mayor acompañamiento, a pesar que en el Conurbano lo estamos teniendo, crecemos en forma acelerada. En el interior también hay un gran crecimiento, como en nuestro distrito, recién se inauguró Olavarría, tendremos una sede en los distritos en un plazo no lejano, lo que es importante para seguir luchando.

El análisis numérico, presupuestario, la provincia tiene un presupuesto de 114 mil millones de pesos, de los cuales la Legislatura autoriza a invertir el 37% en educación, lo que nos daría un importe de 32 mil millones. Con la gran inflación que hay, y que no quieren reconocer ni el gobierno nacional ni el provincial, llegaríamos a una recaudación 142 millones de pesos, que según ese porcentaje, llegaría a 51 millones. Esto quiere decir que hay una diferencia de 19 mil millones de pesos que van a entrar al tesoro provincial y no se destinarán a educación. ¿Dónde va y a qué se destina ese dinero? Creemos que los demás gremios son cómplices de éste acuerdo, que arreglaron de apuro sin haber mantenido la medida de fuerza que hicimos en conjunto los docentes. Nosotros seguiremos defendiendo a los docentes y no al gobierno de turno, sea del color que sea; nuestra tarea sindical es representar a los docentes que han confiado en nosotros. Queremos seguir explicando que existe la posibilidad dellevar el salario docente a $ 3900, con $ 2800 en blanco, que es lo que surge de la estadística y los números explicados.

El frente gremial hizo un acuerdo a espaldas de la gente, las bases no están de acuerdo, por lo que seguiremos visitando escuelas y explicando por qué vamos a cobrar lo que estamos cobrando.

¿Hay una lectura política de ese arreglo al que denomina entre gallos y medianoches? Hay descontento docente porque a la salida de la reunión con el gobierno, los gremialistas pidieron a las bases el acompañamiento de algo que parecía dado. Los privados de SADOP ni fueron a asamblea…

No sé si recordás, pero fue tan malo el acuerdo que nadie se animaba a dar la cara. Los medios hablaron dos o tres días en condicional, “habrían aceptado” decían, es porque no se animaban a anunciar que habían aceptado. Es irrisorio que entregaron una lucha por cuarenta pesos.

La provincia en el aumento que propuso inicialmente estaba incrementando el presupuesto educativo en tres mil millones, después de los cinco días de paro, aparecieron de un día a otro mil quinientos millones más, por lo que el aumento implica un total de 4500 millones. Nosotros creemos que hacen falta cinco mil millones más, y está demostrado que se puede alcanzar esa cifra. Falta la decisión política del Estado en blanquear el sueldo de los trabajadores, no puede ser que el Estado sea el primer evasor y el primero en violar la ley de trabajo registrado.

Usted dice que se seguirá sensibilizando al trabajador docente. ¿Se piensa en alguna otra estrategia de lucha?

Estamos caminando los distritos, se hacen congresos gremiales para tratar otros temas inherentes al desempeño laboral de los trabajadores educativos, y en el diálogo en las escuelas, buscamos el apoyo mayoritario de los docentes. Esperamos tener más adhesión formal.

Tal vez suene monótono y aburrido el describir las cifras de las que hablamos, pero son necesarias para generar conciencia. Nuestra bandera principal es el blanqueo del salario.

Uno de los agravantes que tenemos es que la paritaria ya cerró, por lo que seguiremos cobrando éste sueldo hasta el año que viene. Es muy difícil una reapertura, pero pensamos solicitar una nueva paritaria a mitad de año.

El aumento fue de un 20%, esto significa que el ingreso docente se achica al menos en un 5% de acuerdo a la inflación real.

Sí, totalmente de acuerdo. No la del INDEC, sino la de las consultoras serias que hablan de una inflación del 24 al 26%. Si el aumento fue del 20,8% estaríamos perdiendo un 5%, al que hay que agregar otro 5% que perdimos el año pasado, donde se logró abrir la paritaria, pero no hablamos de sueldo. Hay que recalcar, que siempre se hizo con el acompañamiento de los otros gremios, parece que en situación de complicidad de defender al gobierno, cuando un gremio debe defender a los trabajadores que aportan y no a un gobierno.

Comentá la nota