Las paritarias más conflictivas que inquietan al gobierno

Varios gremios sufren atrasos salariales porque el año pasado acordaron aumentos en tramos. Piden de piso un 30%.
El gobierno ya se está preparando para enfrentar lo que será uno de los principales desafíos del 2014 que se desatarán con fuerza a partir de marzo, cuando deba empezar a negociar paritarias con los principales gremios del país.

En un contexto inflacionario, que la devaluación de fines de enero recrudeció, la tarea no va a ser nada sencilla: los principales gremios vienen de cerrar el año pasado un aumento promedio del 24%, en muchos casos en varios tramos que los terminó perjudicando frente a períodos previos cuando cobraban las sumas de una sola vez.

Con una inflación que finalizó el 2013 arriba del 26%, según las consultoras privadas, los sindicatos vienen de un año en donde perdieron poder adquisitivo. Es que además la inflación se aceleró en alimentos, en donde superó el 30%.

La perspectiva para este 2014 arranca con una suba de precios del 30%, de acuerdo a los cálculos de los analistas.

La primera disputa ya estalló. Los docentes bonaerenses quieren conseguir un 30%, pero el gobernador Daniel Scioli sólo está dispuesto a darles un 25%, una propuesta que hoy rechazaron los sindicatos.

Mientras tanto, los docentes que dependen del gobierno nacional reclamaron un 61% de aumento para llevar el básico a $5.500.

Ayer los ministros de economía de 16 provincias mantuvieron una reunión en donde resolvieron no darle a los empleados de los distritos más de un 25%.

Sin embargo, los gremialistas de Ate ya dijeron que no van a bajarse del 30%. Lo mismo dijo el titular de la CTA opositora Pablo Micheli.

Omar Maturano, de la Fraternidad, ya adelantó que pedirá un piso del 30%. Por otro lado, los textiles reclamarán entre un 25 y un 30 por ciento.

Los que perdieron

Lo cierto es que el año pasado, muchos gremios se vieron perjudicados porque fraccionaron sus aumentos, como en el caso de los docentes, que en el 2013 terminaron de cobrar su aumento del 22% recién en diciembre, mientras que en el año anterior el 19% de aumento que habían obtenido se los dieron de lleno en marzo.

También la UOM sufrió con este tipo de acuerdos, porque en abril empezó el ajuste salarial de 17% hasta llegar al 24% pautado recién en julio. El año anterior, el ajuste lo habían conseguido de una sola vez en abril por la misma cifra.

Por su parte, en el 2013 la Uocra(Construcción) recién terminó de cobrar el aumento del 24% pactado en septiembre, cuando en el 2012 el mismo porcentaje ya lo tenían en mano en junio.

El titular de la UTA Roberto Fernández aseguró a LPO que su gremio busca una suma fija como puente hasta abril para recién entonces sentarse a negociar un porcentaje para el aumento salarial anual. “Pedir un 30 o 40 por ciento ahora puede llegar a ser poco”, advirtió el sindicalista.

“Tenemos un atraso salarial porque la última parte de la suba la terminamos de cobrar en octubre en el caso de los choferes de larga distancia, y en ese mes la inflación se fue para arriba”, argumentó.

Paritaria anual

La disparada inflacionaria motivó a algunos pedidos por parte de dirigentes de implementar cláusulas gatillo o paritarias más cortas, que en vez de ser a un año sean por un período más corto.

Pero esa opción parece haber sido descartada tanto por el gobierno como por los gremios. El jefe de gabinete Jorge Capitanich confirmó hoy que el Gobierno va a "propiciar una paritaria de carácter anual", para establecer "las condiciones de fijación del salario de los trabajadores que dependen del Estado", al considerar que "no hay condiciones objetivas" en la economía para "modificar las estrategias de negociación". El titular de la CGT opositora Hugo Moyano también la descartó, aunque defendió la posibilidad de aplicar una cláusula gatillo.

En tanto, los referentes gremiales oficialistas de la CGT que conduce el metalúrgico Antonio Caló y de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) coincidieron en que "las discusiones paritarias deben ser anuales" y sin topes en los reclamos.

Es evidente que las negociaciones están generando preocupación no sólo en el oficialismo sino también entre los empresarios. La Unión Industrial Argentina(UIA), emitió hoy un comunicado en donde reclamó una "estrategia integral y coordinada" como "marco" para las negociaciones paritarias.

Los directivos de la central señalaron que "las negociaciones salariales -como otras negociaciones de relevancia- deben llevarse a cabo en el marco de una estrategia integral y coordinada".

Comentá la nota