Paritarias: duro documento de la CGT de Moyano contra Macri

Paritarias: duro documento de la CGT de Moyano contra Macri

Una discusión clave para la economía de 2016.Dice que la devaluación de diciembre fue “violenta”. Y habló de una “saga de malas noticias para los trabajadores”.

El líder de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, hizo un balance crítico de los 30 primeros días del gobierno macrista y condicionó el llamamiento a un “pacto social” a que se hable de “salarios dignos, sus posibles incrementos” en lugar de, ante la “emergencia estadística” lanzada por el Gobierno, “pretender que negociemos nuestro futuro con los ojos vendados”.

Moyano había tenido reuniones con el Presidente Mauricio Macri y aparecía como el líder sindical más proclive a convertirse en aliado. Pero Macri no volvió a convocarlo. En el documento que la CGT difundió con su firma, el camionero pareció tomar distancia, mostrando incluso cierta desilusión con el proceso iniciado el 10 de diciembre.

“En los escasos 30 días de ejercer el poder, vimos que los problemas del sector agrícola-ganadero, y por extensión de la agroindustria, encontraron respuesta casi inmediata, al igual que los sectores industriales independientes del complejo rural. Simultáneamente, una devaluación violenta produjo una transferencia de recursos causando un deterioro mayúsculo en los ingreso de los trabajadores”, señaló.

Moyano habló de “explosión de precios en todos los rubros del consumo popular”, de una “saga de malas noticias para los trabajadores” que sigue con los anuncios de ajustes en las tarifas de servicios públicos. “El Estado ajusta, transfiere ingentes recursos al agro y la industria, devalúa y favorece el descontrol de precios, y a los trabajadores ni siquiera se nos convoca para conocer nuestra opinión”, cuestionó. Y criticó sin nombrarlo al ministro de Economía, Alfonso Prat-Gay, porque se les pide que “seamos ‘cuidadosos’ en nuestras demandas salariales”.

El documento fue redactado por dos estrechos colaboradores de Moyano, Juan Carlos Schmid (Dragado), y Jorge Sola (Seguros), este último responsable del Observatorio de Datos Económicos y Sociales de la central obrera, que ha venido produciendo estadísticas propias de inflación, pobreza e indigencia, desde hace más de dos años.

El texto cegetista traza además un duro balance de la “herencia” del gobierno de Cristina Kirchner, “una ficción económica supuestamente exitosa, aunque su manejo fue digitado de forma deliberada a favor de los poderosos, lo que acarrea los males sociales de la inequidad, la injusticia y la ausencia de futuro”.

“Como en otros ciclos históricos, quienes gobernaron tejieron un sueño de perpetuidad a expensas de los más humildes, que sólo reciben promesas y migajas de una riqueza que ayudaron a cimentar”, agregó.

“La inflación de los últimos años creció más del 90 por ciento (27 en 2013; 35 en 2014 y 29 en 2015)”, siguió. “ Aunque se intentaron medidas como el ‘Programa Precios Cuidados’ -como efecto mediático-, sólo se mantuvo para cierto sector de alimentos y concentrado en grandes urbes”. Para la CGT Azopardo, “la mayor parte del país quedó exceptuada de ese régimen de control de precios; la clase política es responsable de la mala implementación y, la empresarial, culpable por su afán de lucro a expensas de quienes menos poseen”.

Cuestionó además que el 38% de los trabajadores están “en negro”. Para la CGT, de la Población Económicamente Activa (PEA) más del 8% está desempleada y más de 12 millones de argentinos, casi el 28%, está en la pobreza.

Lejos del “fifty-fifty” (50 y 50) preconizado en el relato cristinista, destacó la necesidad de rediscutir la distribución de la riqueza al afirmar que el 70 por ciento del PBI se transfiere a las clases propietarias de la tierra, la renta y el capital, mientras que los trabajadores sólo participan en un 30 por ciento.

Comentá la nota