Paritarias: frena el Gobierno acuerdos

• DEMORAN UOM Y COMERCIO.

• SUELDO ABRIL LLEGARÁ SIN SUBA.

El Gobierno pasó a ser, por primera vez en más de una década, el principal obstáculo para la firma de las primeras paritarias de referencia. Con virtuales entendimientos ya alcanzados entre gremios y empleadores, el cierre de acuerdos salariales como el metalúrgico y el de Comercio quedó pendiente de un aval oficial que, hasta ayer, no había llegado. Ante esa situación, cientos de miles de trabajadores que debían tener sus sueldos aumentados en la liquidación de abril cobrarán sin ajuste. 

La inédita demora generó una situación paradojal: mientras el grueso de acuerdos paritarios de 2014 está vencido, a pesar de las advertencias los sindicatos eludieron hasta ahora tomar medidas de fuerza. Por caso, los metalúrgicos de la UOM, que votaron en un congreso en Mar del Plata una huelga por 36 horas, mantuvieron en suspenso su concreción y recién para la semana que viene la evalúan como posible. 

Ayer hubo una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo con las cámaras metalúrgicas. Sin una señal concreta desde el Gobierno, los empleadores sólo insistieron en un planteo ya rechazado en varias ocasiones: un aumento del 23%, contra el reclamo sindical del 32%. Por sexta vez los dirigentes se fueron de la cartera laboral con las manos vacías, pero no fecharon el paro. 

Desde el sector empresario se desligaron de la falta de avances. Aunque en lo formal mantuvieron siempre el mismo planteo, en reserva admitieron que podrían acordar en parámetros apenas por debajo del 30%, como propuso la UOM a partir de una charla que Antonio Caló mantuvo semanas atrás con el ministro de Economía, Axel Kicillof. Sin embargo, los ejecutivos alegaron que fue el mismo ministro quien cambió su pauta y la redujo al 24% en los últimos días. 

En la década que llevan reactivadas las paritarias, es la primera vez que arranca mayo sin una pauta salarial de referencia y sin un sindicato numeroso con su acuerdo anual resuelto. Por caso, los gremios del transporte (colectiveros de UTA y los ferroviarios) acordaron sumas no remunerativas como puente para diferir el arranque de sus negociaciones, y lo mismo hicieron los petroleros hasta mitad de año. 

La misma situación de la UOM se registra en la negociación de Comercio, aunque de manera menos visible. El sindicato mercantil, que lidera Armando Cavalieri, tenía prácticamente acordada una suba del 30% en dos cuotas del 15% y el pago de sumas no remunerativas (tres de $ 1.200 pidió el gremio, y dos de $ 1.000 ofrecieron los empleadores) con la Cámara de Comercio. Sin embargo, de ambas partes recibieron mensajes del Gobierno para frenar la firma de ese entendimiento con la advertencia de que el Ministerio de Trabajo no lo homologaría. 

Cavalieri buscará hoy reunirse con funcionarios para hallar una definición. Pendientes de esa respuesta estarán otros dirigentes como Sergio Palazzo, de la Asociación Bancaria, y Gerardo Martínez, de los albañiles de UOCRA, también con sus paritarias todavía sin resolver.

Comentá la nota