Paritarias: Gremio pide a bancos que compensen descuentos por Ganancias

Ante las demoras del Gobierno para reformar el impuesto, el gremio bancario presiona para que las entidades reintegren al personal los descuentos por el tributo

Mientras aguardan la confirmación del paro convocado por los gremios del transporte para el 31 de marzo para oficializar su adhesión a la protesta, la Asociación Bancaria (AB) se prepara para iniciar en los próximos días la negociación salarial de la actividad, en la que plantea el desafío de forzar un acuerdo para que los bancos compensen a su personal los descuentos por la aplicación del impuesto a las Ganancias. 

Ese objetivo fue definido el último jueves en el marco del plenario de secretarios generales del gremio que lidera Sergio Palazzo, donde también se resolvió alentar un reclamo de incremento salarial con piso de 30%, indicaron desde el sindicato que agrupa a los trabajadores bancarios. "Como el Gobierno no da respuestas, estamos reclamando que sean los bancos los que se hagan cargo del descuento que sufren los trabajadores porque el impuesto se lleva cualquier aumento", indicó un importante referente del gremio.

El planteo ya fue anticipado por la cúpula de la AB a las cámaras que agrupan a los bancos privados y públicos en encuentros informales realizados durante las últimas semanas y antes de comenzar la discusión paritaria. La respuesta, sin embargo, no fue unánime: "hay algunos bancos que están dispuestos a pagar una compensación para evitar conflictos, otros no quieren ni hablar del tema", dijeron en el gremio, donde calculan que entre el 50% y 60% de los trabajadores del sector están afectados por el impuesto .

La idea de la conducción de los bancarios es replicar el esquema que ya rige en algunas entidades, como el caso de los bancos Ciudad y Provincia de Buenos Aires, que abonan a su personal alcanzado por Ganancias una suma variable destinada a compensar el descuento por el tributo. En el sindicato sostienen que si logran avanzar con el planteo por Ganancias se destrabará el punto más crítico de la paritaria sectorial y la negociación podría resolverse rápidamente en torno a una recomposición anual del 30%. 

Para redoblar la presión de cara a esa inminente discusión, los bancarios ya resolvieron su adhesión al paro dispuesto por los gremios del transporte para el 31 de marzo, que lleva como principal bandera el reclamo por la reformulación integral del impuesto a las Ganancias. No obstante, cerca de Palazzo explicaron que recién oficializarán esa decisión la semana previa a la medida de fuerza y una vez que los sindicatos convocantes ratifiquen su realización. "No queremos más sorpresas como las de diciembre", apuntaron en directa referencia a la suspendida huelga que el sector había convocado antes de fin de año y que fue levantada tras el anuncio de la presidenta Cristina Fernández de la excepción del aguinaldo del pago del tributo.

La paritaria bancaria venció el 31 de diciembre pasado pero, ante la incertidumbre sobre la evolución de la inflación, el gremio y las cámaras de ABA, Adeba, ABE y Abappra acordaron el pago de una suma puente para el primer trimestre a cuenta de la suba anual. El entendimiento fijó un pago remunerativo mensual de $ 2.200 para enero, febrero y marzo, además de un suplemento extraordinario de 

$ 3.000 que se pagó en febrero. Si se considera que el piso salarial de la actividad es de $ 11.500, los adelantos acordados representan un incremento de 30%.

Comentá la nota