Paritarias: gremios docentes pidieron un mínimo de 3650

Paritarias: gremios docentes pidieron un mínimo de 3650
La discusión nacional arrancó ayer; Se formuló el reclamo y habrá otro encuentro; Agmer central reiteró que se complicaría el inicio del ciclo lectivo de no haber una recomposición de importancia.

Arrancó ayer la paritaria docente nacional con la participación de cinco gremios: la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), la Asociación del Magisterio de Eneseñanza Técnica (Amet), la Unión de Docentes Argentinos (UDA), el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) y la Confederación de Educadores Argentinos (CEA).

La secretaria general de Ctera, Stella Maldonado, sostuvo que los gremios reclamaron “un piso de 3.650 pesos para el cargo testigo de maestro de grado sin antigüedad”, y descartó hablar de porcentajes al manifestar: “No hicimos la cuenta. Son engañosos”.

“También pedimos formación permanente en servicio, prevención de salud laboral docente y ratificar el decreto de asignaciones salariales”, expresó la dirigente en declaraciones a la prensa, y sostuvo que “hubo un compromiso de una nueva reunión a la brevedad”.

Maldonado afirmó que “sería ideal cerrar un acuerdo en la primera quincena de febrero” y recordó que “ya se cerraron acuerdos en Río Negro, y Salta, y se está discutiendo en Buenos Aires, Córdoba y Mendoza”.

“Deberían pagar Impuesto a las Ganancias los jueces, los trabajadores en general, no”, dijo la secretaria general de CTERA, y sostuvo: “Nuestra propuesta para modificar ganancias es para modificar el piso, de modo que los asalariados no paguen”.

Por su parte, el secretario general de UDA, Sergio Romero, expresó que “la discusión fue sobre la mejora de los salarios y el Impuesto a las Ganancias” y consideró que “será una discusión difícil”.

“Le pedimos al ministro Sileoni elevar el salario inicial docente de 2.800 a 3.650 pesos e insistimos en que se resuelva el tema del Impuesto a las Ganancias, que preocupa mucho a los trabajadores”.

Romero explicó: “También tratamos temas inherentes a la tarea docente, como la capacitación en servicio”, y dijo que “si bien no hay fecha de la próxima reunión, esperamos tener un solución con respecto al tema salarial para la primera quincena del mes de febrero”.

El nuevo mínimo

El monto de ese piso salarial establecido para todo el país en 2012 fue 2.800 pesos y ahora reclaman un nuevo monto “que permita recuperar el poder adquisitivo”.

En Entre Ríos, como un varias otras provincias, los gremios docentes vienen advirtiendo que de no haber una mejora sustancial en los salarios, peligra el inicio del ciclo lectivo 2013.

Ayer, el secretario General de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos, Fabián Peccín, se expresó sobre los debates salariales y remarcó que “si no hay una convocatoria urgente donde haya una recomposición salarial que contemple una recomposición con el tiempo suficiente para poder debatir en las escuelas, el inicio no va a ser normal como todos lo anhelamos”.

Igualmente indicó que “si bien los porcentajes rondan el 30% o 35%, la definición la tendrán quienes deciden y el Congreso del gremio determinará el comienzo o no de las clases”.

Peccín consideró que las aspiraciones salariales para este año “son las más altas, ojalá tengamos las recomposiciones que estamos esperando. Porque si bien durante 2007 tuvimos un salario por sobre el piso establecido a nivel nacional, desde entonces ha ido decayendo y hoy estamos en franca desventaja respecto del resto de las provincias”.

Acerca del plazo en el que debería darse la definición, señaló que “está vinculado a la resolución nacional de la paritaria y los tiempos de la provincia con los sindicatos provinciales para poder debatir”. Luego precisó que “el 13 de febrero es la presentación de los docentes a las escuelas y el inicio de clases sería el 25. El Congreso de Agmer deberá sesionar en función de la propuesta que el gobierno de la provincia realice a los docentes”.

Otras voces

La Secretaria General de la seccional Paraná de Agmer, Alejandra Gervasoni, sostuvo que el pedido de 5.000 pesos como salario mínimo se debe a “los aumentos que existieron el año pasado, por la inflación que hay y la por venir de 2013”. Esa seccional mantiene un duro enfrentamiento con la conducción central del gremio, a la que cuestiona por su postura respecto del gobierno provincial.

Otro integrante de Agmer provincial, Roque Santana, alineado internamente con el grupo que conduce la seccional Paraná, dijo que el incremento salarial a los docentes “debería superar ampliamente el 35%, para decir que en Argentina se da a igual trabajo, igual salario”.

La titular del Consejo General de Educación, Graciela Bar, dijo por su parte que antes de acordar con los docentes provinciales hay que “esperar la paritaria nacional”. Asimismo, sostuvo que los 5.000 pesos de mínimo fueron planteados por Agmer Paraná, pero señaló que “no es la voz de todos en el gremio”.

“Como todos los años vamos a esperar la paritaria nacional a la que estamos adheridos”, explicó la funcionaria.

Comentá la nota