Paritarias municipales: se tensa la discusión por la derogación de la 11.757

En un encuentro de legisladores de distintos bloques, se avanzó con el reclamo de la FeSiMuBo para terminar con la actual legislación.
l encuentro fue convocado por el ministro de Trabajo, quien prometió sentar al sindicato con los intendentes para avanzar en la materia. Estuvieron presentes todos los representantes de los bloques. Desde CICOP advirtieron que el proyecto de la federación puede chocar con sus intereses.

La suspensión del encuentro de la semana pasada entre municipales y autoridades bonaerenses abrió una grieta en la negociación entre las partes, un conflicto que ya generó varias escaramuzas en la legislatura provincial y amenaza con movilizar a un sector de miles de trabajadores durante la vital campaña. Rápido de reflejos, el ministro de Trabajo provincial, Oscar Cuartango, propuso un nuevo encuentro, que contó con la adhesión de Horacio González, hoy el nexo más importante entre el oficialismo y la Federación de Sindicatos de Municipales Bonaerenses (FeSiMuBo). Del encuentro salieron algunas aristas interesantes pensando en la futura discusión por la derogación de la ley 11.757. Otros gremios estatales se quieren sumar al debate, y advierten sobre aspectos negativos del proyecto. Incluso, presentaron un escrito a los bloques para advertirles que esa norma es contraria a la representación que ejercen con los trabajadores de la salud bajo órbita comunal.

Cuartango y González sumaron a representantes de todos los bloques de la legislatura para escuchar a Rubén García y la dirigencia sindical municipal, y de paso analizar los pasos a seguir para terminar con una polémica que lleva años, y que en el último tiempo alejó al sector del oficialismo. Cabe recordar que la ley 11.757 fue aprobada en la década de los 90 y prohíbe la posibilidad de paritarias, entre otras irregularidades laborales, y que García buscó derogar en su período legislativo (1005-2009).

En el encuentro estuvieron presentes los diputados provinciales Gustavo Ferri (Peronismo Auténtico), Adrián Grana (Nuevo Encuentro), Juan De Jesús (Frente para la Victoria), Rubén Eslaiman (Frente Renovador), Héctor Martínez (Lealtad Peronista), Rita Liempe (Unidad Popular), Oscar Negrelli (Coalición Cívica), Liliana Denot (UCR) y Ricardo Jano (Radicales del Pueblo), lo que muestra la amplitud de la convocatoria.

“Yo creo que hay que hacerle algunas modificaciones a la Ley 11.757”, dijo a la salida del mismo Cuartango, quien afirmó que “lo que tenemos que buscar es el consenso con los gremios y los intendentes para que sea un producto de la coincidencia de todo”.

Lo que esta claro es que los jefes comunales siguen sin dar la discusión, algo que pide reiteradamente la FeSiMuBo. Por eso, la cartera laboral analiza una reunión conjunta entre la dirigencia gremial y los representantes de los intendentes, ofreciendo hacer de nexo para evitar cualquier tipo de dilaciones.

Entre las dificultades, Cuartango mencionó que “hay que ver como se implementa la responsabilidad de los empleadores que es bastante compleja porque se trata de 135 departamentos Ejecutivos y Deliberativos”.

Apenas conocida la reunión, desde otros gremios de la administración pública salieron a advertir sobre posibles roses una vez aprobada la propuesta. La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), por ejemplo, aseguró que “el proyecto de paritarias para las municipalidades bonaerenses, presentado por la FeSiMuBo, es totalmente inaceptable”.

“Esa iniciativa violenta la resolución 255/03 del ministerio de Trabajo de la Nación, que determinó la representación plural múltiple hacia el interior del Estado”, indicó la organización.

El gremio consideró que es "la representación gremial mayoritaria entre los 17.000 profesionales de la salud de los municipios bonaerenses", por lo que su exclusión viola "el carácter de colectivo específico reconocido por el propio artículo 2 de la Ley 11.757 (contraria a los intereses de los empleados comunales)".

"Esa libertad sindical, reconocida por el artículo 14 bis de la Constitución Nacional y el convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), también de rango constitucional, no puede ser desconocida por una norma provincial, mucho menos cuando la Suprema Corte de Justicia declaró inconstitucional el artículo 31 de la ley 23.551 de Asociaciones Sindicales", afirmó.

El gremio aseguró que "la realidad político-sindical en los municipios bonaerenses indica que las organizaciones comunales no representan a los profesionales de la salud, quienes eligieron a la CICOP como herramienta de manera mayoritaria", agregó.

El sindicato presentó un escrito ante los bloques de la Legislatura provincial para instarlos a rechazar "las iniciativas que no contemplen la voluntad de los profesionales de la salud"."Una norma adecuada sólo podrá ser elaborada a partir de un debate amplio, que incluya la activa participación de los trabajadores municipales en su conjunto", concluyó el sindicato.

Coment� la nota