Paritarias municipales: los tres gremios arrancan con un pedido de aumento del 50 por ciento

En una discusión fuertemente condicionada por el contexto inflacionario general, los sindicatos quieren comenzar las negociaciones cuanto antes. “La gente está muy preocupada porque el poder adquisitivo es cada vez menor”, señaló Jorge Zabalo, secretario gremial de ATE.

Los tres gremios que nuclean a los empleados municipales se preparan para comenzar a discutir el aumento salarial del año en curso, una discusión fuertemente condicionada por el contexto inflacionario general -recrudecido las últimas semanas a partir de la devaluación del dólar y las consecuentes correcciones de precios- y el retraso que exhiben los sueldos de los trabajadores comunales en relación a otros sectores de la clase activa.

En este marco, el primero en poner el tema sobre el tapete fue el Sindicato de Trabajadores Municipales, que ya a fines del año pasado reclamó el pago de un bono navideño de 1000 pesos. El pedido fue desestimado por el Ejecutivo local señalando que, atendiendo la situación económica de la Comuna, "sería irresponsable" hacer tal concesión. Poco después, a través de una serie de asambleas realizadas en el hall de San Martín 550, el sindicato conducido por Enrique Peñalba presionó para que las negociaciones se adelantaran al cronograma habitual y comenzaran durante el mes de enero, con el objetivo de alcanzar un 20 por ciento de aumento a partir de esa fecha. "El resto lo discutimos después para ver como llegamos al mínimo de 5000 pesos que creemos se merecen los compañeros municipales", había declarado oportunamente Peñalba.

El dirigente gremial había adelantado que "vamos a pedir un 50 por ciento de aumento para el año próximo, para que ningún compañero cobre menos de 5000 pesos mensuales. Es una vergüenza que haya compañeros que cobran 3200 pesos, cuando el intendente, en total llega a 90000 pesos". Por último, ya avanzado el mes de enero, el presidente del cuerpo de delegados, Juan Pablo Roldán, había confirmado el envío de una nota al Ejecutivo local "exigiendo comenzar las negociaciones de forma inmediata bajo apercibimiento de hacer una denuncia en el Ministerio de Trabajo". La respuesta nunca llegó.

Por su parte Sergio Corzo, titular del Sindicato de Empleados Municipales (SEM), explicó que "justamente la semana pasada tuvimos una reunión con el Ejecutivo y acordamos comenzar a hablar de la pauta salarial la primera quincena de febrero". En sintonía con los otros gremios, el SEM estimó que "el pedido será de un 50 por ciento para la categoría más bajas". "Obviamente después tendremos que negociar, con todo lo que eso implica, sabiendo que las dos partes tienen que ceder un poco. Pero nos parece una cifra acertada para comenzar la discusión salarial", agregó Corzo. "Esperamos que se resuelva rápido. De todos modos, seguramente quedará asentado en actas que el aumento otorgado sea aplicado en retroactivo al momento en que se empezaron las negociaciones", concluyó.

La Asociación de Trabajadores del Estado también aguarda "con muchas expectativas la discusión que vamos a empezar a dar sobre el aumento salarial". "Estamos esperando el llamado del intendente para juntarnos. Hay una demanda muy importante. La gente está muy preocupada porque el poder adquisitivo es cada vez menor por algo que ya conocemos que es el nivel inflacionario", informó el secretario gremial, Jorge Zabalo. "Hay una realidad y nosotros con urgencia estamos pidiendo comenzar la discusión. Creo que va a ser en términos contundentes porque nosotros salimos a caminar por los puestos de trabajo y los compañeros municipales están preocupados. El sueldo ya no alcanza", agregó, en tanto destacó que "esperamos que llegue la semana que viene y sino tendremos que utilizar cualquier método para que esta discusión no demore más allá de este mes". En relación a las expectativas, Zabalo coincidió con sus pares al indicar que "empezamos a hablar de un 50 por ciento". "A primera vista la cifra puede parecer alocada, pero cuando uno ve los números que ganan los compañeros no es nada. Los de la mínima están cobrando entre 3800 y 4200 pesos. Es el mínimo de aumento que se le puede dar", argumentó.

Comentá la nota