Las paritarias petroleras siguen hasta la semana que viene

Las paritarias petroleras siguen hasta la semana que viene

"Estamos en una posición seria y responsable", dijo el sindicalista Jorge Avila. Las negociaciones seguirán esta semana, con fecha final el día 15. No bajarán la pretensión de un incremento salarial superior al 30%, pese a los despidos que aparecen en la región.

Los petroleros insistirán con su pedido de incremento salarial de que no sea menor del 30%. La propuesta del sindicato que conduce Jorge Avila es del 33% y las negociaciones paritarias en Buenos Aires concluirán el miércoles 15, por lo que empieza una cuenta regresiva con la amenaza de conflicto en los yacimientos de Chubut.

"Esperamos tener algo más firme este miércoles. Esta negociación está bastante complicada, principalmente para los sindicatos porque hay 500 despedidos en Neuquén y unos 120 en Santa Cruz. Se hace difícil, pero estamos con confianza para sacar una mejora salarial ante la crisis", sostuvo

"Estamos en una posición seria y responsable", dijo Avila en contacto con la 100.1. En el mismo contexto, el dirigente gremial señaló que el Sindicato de Petroleros de Chubut no bajará la pretensión salarial ante los despidos y suspensiones en toda la Patagonia.

"La gente que despidieron en Neuquén es de empresas de Operaciones Especiales, una cámara que se maneja por fuera de Argentina y con la que hemos tenido conflicto", manifestó el sindicalista, quien reconoció que están alertas con la situación en Santa Cruz. "No podemos permitir que haya despidos porque después vienen por nosotros", añadió.

Para Avila, las negociaciones están atrasadas porque "metieron todo en la misma bolsa. Hay varias PyMEs de la región que no pueden afrontar los costos a fin de mes, pero hay empresarios que parecen ser un kiosco de la esquina porque si no está el Sindicato haciendo gestiones para que puedan cobrar los salarios, no pueden abonar y todo lo que han invertido se lo han llevado para afuera", planteó.

"Pedimos entre el 30 y 33% de aumento para cerrar el año, que es lo que se pidió en enero y lo que se está planteando hoy. Son cinco o seis meses de negociación que quedan porque después ya viene la paritaria de 2016. Hay una fuerte discusión con YPF y el Gobierno y mientras también el Estado subsidie la industria, tiene participación", indicó.

Por la crisis del precio del crudo, los petroleros prorrogaron la paritaria hasta ahora. Durante el primer semestre, estuvieron en calma con una "suma-puente" de 6.000 pesos por mes junto a un adicional para reforzar el aguinaldo de 3.000 pesos. Al mismo tiempo que piden aumento salarial, en algunas empresas aparecen los rumores de despidos.

Comentá la nota