Paritarias: el Suoem no descarta un acuerdo trimestral

Paritarias: el Suoem no descarta un acuerdo trimestral

El sindicato le pediría a la Municipalidad de Córdoba acortar los plazos, para seguir de cerca la evolución de la inflación. Todavía no hay números finos. Este año el gremio ya recibió una suba de 18,8 por ciento y considera que perdió entre 4 y 6 puntos porcentuales.

Tras un cuarto intermedio, la paritaria entre la Municipalidad de Córdoba y el Suoem se retomará el martes, sin grandes avances aún, pero con un escenario singular: el gremio quiere fraccionar la negociación del segundo semestre en períodos más cortos, posiblemente de tres meses.

El objetivo, argumentan cerca del jefe sindical Rubén Daniele, es poder seguir paso a paso la evolución de la inflación real y no quedar atrapados en acuerdos más extensos, que después resulta más complejo revisar.

“Ahí están los gremios que acordaron por todo el año, desesperados pidiendo que les reabran la paritaria. Con lo cambiante que está la situación, nadie puede asegurar cómo evolucionará la economía. Conviene dar pasos cortitos”, señalan desde el Suoem.

Hay que recordar que la evolución del costo de vida ya hizo que este año el municipio y el gremio abandonaran la práctica de cerrar convenios anuales, y que partieran 2016 en dos semestres.

El acuerdo enero-junio, que se anudó bastante rápido y sin mayores conflictos, fue por un incremento del 18,8 por ciento, que, todos admiten, ya quedó por debajo de la inflación acumulada.

El desfasaje sería de cuatro a seis puntos porcentuales, según qué medición se tome. En este período impactó de lleno la suba de precios impulsada por el tarifazo en los servicios públicos.

El Suoem pretende ahora firmar un convenio, aunque sea parcial, antes del 25 de este mes, cuando cierren las planillas para la liquidación salarial.

“Algo más nos tiene que entrar a los bolsillos cuando cobremos, en agosto”, avisan los municipales, que por ahora no lanzaron asambleas ni medidas de fuerza.

Por lógica, esta discusión está enmarcada por la evolución de los ingresos municipales, con fuertes complicaciones. Por la merma en la actividad económica, la recaudación no acompaña la evolución de la inflación, ni siquiera en la tasa de comercio e industria, que se actualiza naturalmente de ese modo. “No vamos a poder dar aumentos a la par de la inflación”, anticipó días atrás el secretario General del municipio, Daniel Arzani, quien participa en la paritaria en nombre del Ejecutivo.

A la hora de evaluar la disponibilidad de recursos, tampoco hay que olvidar que la gestión de Mestre tiene abierta una fuerte disputa con la Provincia por fondos de coparticipación que –según el intendente– no le liquidaron debidamente entre abril y julio pasados.

Coment� la nota