El paro afectó parcialmente la actividad en Mar del Plata

El paro afectó parcialmente la actividad en Mar del Plata
El transporte, tanto de carga como de pasajeros, la educación y la gastronomía fueron las actividades que más se vieron afectadas por la medida de fuerza. El resto del comercio trabajó normalmente, al igual que los bancos, las concesionarias de autos y las estaciones de servicio.
En Mar del Plata, el paro nacional convocado por las CGT "Azopardo" y "Azul y Blanca" y la CTA de Pablo Micheli afectó parcialmente las actividades laborales ya que hubo gremios que, por estar adheridos a la CGT oficialista o a la CTA que responde a Hugo Yasky, resolvieron trabajar normalmente.

Debido a la paralización del transporte público de pasajeros y a pesar de que ni los taxis ni los remises pararon, hubo muchas personas que se vieron impedidas de concurrir a sus lugares de trabajo por falta de movilidad.

Ataques a taxistas

Algunos taxistas fueron objeto de ataques o intimidaciones para que dejaran de prestar el servicio. En la parada de Colón y La Rioja, por ejemplo, en horas de la mañana, el taxi licencia 2050 (un Fiat Siena propiedad de Walter Contrera) sufrió la rotura de la luneta trasera algo que a su titular le provocó un perjuicio estimado en alrededor de $1.600.

Basura en la calle

En la vía pública, debido a que los empleados de la empresa Transportes 9 de Julio paralizaron a partir de las 20 del miércoles el servicio de recolección domiciliaria de residuos, se advirtió la presencia de una gran cantidad de bolsas que recién en horas de la noche comenzaron a ser retiradas de las calles.

Estaciones de servicio

Las estaciones de servicio, aunque atendieron con normalidad a los automovilistas, no recibieron productos ya que ayer los camiones que transportan combustibles permanecieron "parados".

Bancarios

Los bancos abrieron sus puertas pero tuvieron dificultades para reponer dinero en los cajeros automáticos debido a la inactividad de los camiones de caudales.

Gastronómicos

Los negocios restaurantes, bares, cafés y pizzerías figuraron entre los que más acataron el paro. Si bien unos pocos estuvieron abiertos, el resto mantuvo sus puertas cerradas durante todo el día.

Comercios abiertos

Teniendo en cuenta que el sindicato que nuclea a los empleados de comercio no adhirió a la medida de fuerza, tanto en la zona céntrica como en las calles Güemes, San Juan, 12 de Octubre y Juan B. Justo -por citar algunas de las arterias que habitualmente tienen un buen movimiento- prevalecieron ampliamente los negocios que decidieron trabajar con normalidad, incluidos los supermercados.

Médicos

El paro se sintió también en el sanatorio Emhsa, adonde el personal administrativo no trabajó y los consultorios no fueron atendidos. La atención de la guardia, al igual que la de las personas que se encuentran internadas, en cambio, no se vieron resentidas.

Sin clases

Las actividades vinculadas a la educación pública y privada -a pesar de que ni el Suteba ni la FEB adhirieron al paro- estuvieron también fuertemente condicionadas por la medida de fuerza. La mayoría de los establecimientos abrieron sus puertas pero a raíz de la falta de micros no se dictaron clases ya que la ausencia de docentes y de alumnos fue muy significativa. En las puertas de acceso a algunas escuelas provinciales, como las números 1 y 6, colocaron carteles informando que las mismas se encontraban suspendidas debido a la realización de tareas de profilaxis y por el paro de los auxiliares de la educación.

En las universidades públicas y privadas a raíz de la medida de fuerza, tampoco hubo actividad.

PAMI atendió

Las bocas de atención del PAMI, como se había adelantado, estuvieron abiertas en el horario habitual. A las puertas de la sede ubicada en Balcarce y Salta, se desarrolló una feria de productores.

Incidentes

En horas de la mañana, en Edison y Juan B. Justo, militantes de izquierda protagonizaron algunos incidentes que se desencadenaron luego de haber presionado a algunos comerciantes para que cerraran sus respectivos negocios.-

Comentá la nota