Fin del paro en el Banco Nación tras la muerte de un jubilado

Fin del paro en el Banco Nación tras la muerte de un jubilado
Ramón Juárez había concurrido por tercer día seguido a la sucursal de calle Congreso al 200 para cumplir un trámite que le permita cobrar su pensión. Sufría del corazón y sufrió un paro.
Un final imprevisto y signado por una desgracia tuvo ayer el paro total de actividades que venía realizando desde el martes el personal del Banco Nación en Tucumán para exigir mejoras laborales, cuando un hombre que pretendía completar los trámites para poder cobrar su pensión murió mientras esperaba, en vano, que lo atiendan.

Ramón Antonio Juárez, de 59 años, se había levantado por tercer día consecutivo a las 5.10 para tomar el colectivo y ser uno de los primeros en llegar al centro de pagos de esa entidad bancaria ubicado en calle Congreso 230 para ser atendido.

Su apuro radicaba en el hecho de que no podía cobrar su pensión a través del cajero automático y su tarjeta era rechazada debido a que antes necesitaba firmar el denominado "control trimestral de supervivencia y estado familiar" establecido como requisito por el banco para hacer efectivo el pago de ese beneficio previsional.

El pensionado, quien se domiciliaba en avenida Alem al 1.700 de la ciudad Capital, había sido acompañado por su esposa Josefa Juárez, quien le pidió que se sentara en las escalinatas de un estacionamiento ubicado al frente de la entidad bancaria "para que no estuviera mucho tiempo parado, porque sufría problemas del corazón", según explicó la mujer.

En un momento dado, la víctima se sintió mal, se descompensó y, según las primeras informaciones, un paro cardíaco terminó con su vida en el acto. Una ambulancia se hizo presente en el lugar, pero nada pudo hacer para salvar la vida de Juárez.

La familia del pensionado solicitó ayuda económica para afrontar los gastos del sepelio, ya que no contaba con cobertura social y solamente percibía un beneficio del Programa Federal de Salud (PROFE). Trascendió que la entidad bancaria se ofreció a cubrir todos los gastos.

Horas después de la muerte de esta persona, alrededor de las 10.00, en una asamblea de los empleados y delegados bancarios en la sede central del Nación, se determinó el cese de la medida de fuerza y comenzaron a "atender a todas las personas con normalidad", indicó el responsable del centro de pagos de calle Congreso al 200, Hugo González, quien no supo precisar si la muerte de Juárez influyó en la decisión.

Por otro lado, el gerente de la dependencia se refirió al impedimento que tenía este hombre para retirar su pago. "Ellos saben, conocen el tema, que la supervivencia la tienen que cargar cada tres meses, sino vienen a firmarla con anterioridad al día de pago el sistema automáticamente los bloquea y no los deja cobrar", argumentó. A su turno Víctor Graci, delegado de La Bancaria en el Banco Nación, sostuvo que en la asamblea "se resolvió suspender transitoriamente la medida de fuerza pasando a un cuarto intermedio para el día lunes, en beneficio de la gente, que no merecía esta situación generada por la insensibilidad del Gerente Zonal (Juan Godoy), que en lugar de hablar con el personal, viajó a Buenos Aires".

Comentá la nota