Paro de capitanes y patrones de pesca

"A partir del 2 de agosto, paralizaremos inicialmente la actividad de la flota fresquera de altura, con el fin de contar con la mayor cantidad de compañeros en puerto", explicaron a través de un comunicado, Alvaro Arbeleche, Rodolfo Pisauri y Jorge A. Frías, representantes de las Asociación Argentina de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca.
Los motivos para llegar a esta actualidad surgieron para un "aprovechamiento máximo de las capturas y pesca sustentable, Mercado Concentrador Pesquero y blanqueo salarial".

"La protección del recurso, el control de descargas y la aplicación de CCT, son generadores del aprovechamiento de alimento, de trabajo y jubilaciones dignas e ingresos fiscales para el Estado. La realidad nos indica claramente, que de manera irresponsable se llevó adelante un sistema de pesca que no benefició al recurso pesquero y tampoco a los trabajadores, reconociéndose posteriormente errores o dudas sobre los datos con los que contaron para hacerlo", dijeron.

Más adelante los integrantes de la asociación detallaron que "el Bicentenario debe ser un punto límite para que nos sigan obligando a tirar por la borda la comida de los argentinos. No más a la depredación del mar y tirar miles de toneladas de pescados juveniles o especies acompañantes que se puedan comercializar y comer".

Para argumentar su postura, sostuvieron que "si el Estado no dicta normas que obligue a las empresas a traer a puerto todo lo que se sube a bordo bajo severísimas penas, los capitanes no seremos cómplices o víctimas de la vergüenza nacional que significa tirar la comida de niños argentinos".

Finalmente pidieron: "no más trabajo en negro amparado por autoridades que ayudan a falsear los partes de pesca, para declarar menos y evadir aportes previsionales e impuestos. Que los delitos salgan a la luz. Esa bandera debería conducir el próximo subsecretario de Pesca de la Nación. La depredación es producida por la política pesquera, no por los trabajadores de la pesca, que viven víctimas de la obediencia de vida a la necesidad laboral".

Comentá la nota