El paro de UTA causó muchos problemas

Unión Tranviarios Automotor (UTA) bloqueó el ingreso de micros a la Estación Terminal de Ómnibus. Un centenar de pasajeros quedaron varados. Finalmente, el paro se levantó a las 15.00.
La recurrente medida sindical que cada vez que se realiza afecta a más sectores que los que reclaman, ayer dejó sin servicio durante más de 12 horas a los usuarios de las empresas de transporte de larga distancia. Finalmente, pasadas las 15.00, se levantó la protesta cuando se llegó a un acuerdo en el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Mientras duró el paro, en una actitud que sobrepasa el límite de la protesta, los sindicalistas de la UTA se instalaron en el portón de ingreso de los colectivos con una bandera que impedía el paso por la avenida Argentina frente a la plazoleta Monseñor Italo Severino Di Stéfano.

La medida adoptada perjudicó también a los comercios que tienen concesiones en la terminal, ya que la estación de micros quedó vacía, aún cuando los comerciantes no tienen responsabilidad alguna en la cuestión salarial de los choferes y sus empresas.

Además, se calcula que más de un centenar de personas que tenían sus pasajes comprados y compromisos contraídos, quedaron en calidad de rehenes de los gremialistas que no permitieron a quienes querían trabajar, ejercer el derecho constitucional de no adherir a la huelga.

En San Juan

El paro afectó en todo el país a unos 25.000 choferes de colectivos de larga distancia, y en San Juan, según el secretario gremial de la UTA, Héctor Maldonado, tuvo un acatamiento del 100% de los trabajadores de larga distancia, que “son alrededor de 800 compañeros”, durante el tiempo que duró la protesta.

La medida

El paro lanzado en medio de las vacaciones de invierno, fecha en la que muchos argentinos aprovechan para viajar por el país, fue dispuesto a última hora del miércoles por el titular de la UTA a nivel nacional, Roberto Fernández, “tras varias horas de reunión con los empresarios en la que no hubo acuerdo, lo que dio lugar a un paro nacional de colectivos de larga distancia por tiempo indeterminado”, según señaló el secretario de prensa de la UTA nacional, Mario Caligari.

La medida tuvo el objeto de reclamar por un aumento salarial del 24%, a lo que la Cámara Empresaria de Larga Distancia (CELaDi) accedió con la condición de que no fuera remunerativo y que se pagara escalonadamente entre julio y agosto del año que viene.

Finalmente, la resolución dictada por el Ministerio de Trabajo de la Nación, en la tarde de ayer, determinó que el aumento salarial obtenido por la Unión Tranviarios Automotor tendrá “carácter remunerativo” y será retroactivo a enero, por lo que el gremio decidió levantar el paro.

La resolución fue firmada por la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, y el secretario de Transporte, Alejandro Ramos, ante “la intransigencia de las partes y la afectación intempestiva de los usuarios”, y a partir de esa medida comenzó a normalizarse el servicio.

Comentá la nota