El paro de los choferes continuará durante todo el fin de semana

El paro de los choferes continuará durante todo el fin de semana
El titular del sindicato, Roberto Fernández, aseguró que no recibió ninguna notificación de la Casa Rosada y afirmó: "Hasta que no haya soluciones, el paro no se levanta". El Gobierno decretó una suba del 23% y anticipó que no dará subsidios.

El paro de ómnibus cumplió su segundo día y parece que se extenderá durante todo el fin de semana.

El secretario general de la Unión Tranviaria del Automotor (UTA), Roberto Fernández, desafió al Gobierno y ratificó la continuidad de la medida de fuerza, que ya afectó a más de 100.000 personas en todo el país.

"Lamentablemente, tengo que decir que hasta que no haya soluciones el paro no se levanta", afirmó el sindicalista en diálogo con LA NACION y agregó que "aún no recibimos ninguna notificación", en disidencia a lo expresado por funcionarios del Ministerio de Trabajo, que conduce Carlos Tomada.

Durante la tarde de ayer, Tomada y su par de la cartera de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, exigieron a las empresas de ómnibus y a la UTA que abandonen las medidas de fuerza, ya que se firmó una resolución conjunta "que satisface las demandas salariales de los trabajadores".

Randazzo, a través del canal C5N, dijo a la norma dictada en conjunto por las secretarías de Transporte y la de Trabajo autoriza un incremento salarial del 23% para la UTA y faculta a las empresas a aplicar un "ajuste de costos" para poder afrontar los incrementos de haberes.

Al respecto, el funcionario amenazó a los empresario con aplicar "multas económicas o hasta el quite de licencia" para operar si no alistan las unidades nuevamente para retomar los servicios. El mismo aviso corrió para el sindicato, si es que no efectiviza el levantamiento de las medidas de fuerza.

Fernández cuestionó por igual al Gobierno y a las patronales. "A mí el empresario me tiene que dar una solución. Pero si el Gobierno se metió en esto, que cite a las tres partes a discutir", exigió el sindicalista. "Yo estoy dispuesto a ir al ministerio aunque sea hoy a las 11 de la noche", señaló.

A través de la resolución el Gobierno autorizó a las empresas de transporte a aumentar precios para cumplir con el acuerdo salarial propuesto. El paro se inició hace más de 48 horas y ya afectó, según la UTA, a 100.000 pasajeros, principalmente en la terminal de ómnibus de Retiro, en la Capital Federal. Son 22.000 trabajadores los involucrados en la medida de fuerza

El vocero de la Unión Tranviaria Automotor (UTA), Mario Calegri, advirtió a Infobae que el sindicato no fue notificado. “Si nos dan el 23% de aumento y quedan sin efecto los despidos y la precarización laboral, claro que vamos a volver a trabajar”, aclaró.

Randazzo, salió al cruce de esas declaraciones. “Le reconocemos el aumento de 23% al gremio. No estamos dispuestos a que nos extorsionen por los subsidios. Si no levantan el paro vamos a decretar un lock out patronal y sancionar a las empresas porque se trata de un servicio público”, sostuvo. “No va a haber subsidios para las empresas de larga distancia. Es una política de Gobierno”

No obstante, desde la Cámara Empresaria de Larga Distancia (CELADI) comentaron: “Nosotros no estamos haciendo ninguna medida de fuerza. Negamos el lock out del que nos acusó el Gobierno. Lo que no podemos es garantizar el pago del aumento de los trabajadores”.

Comentá la nota