El paro de colectivos sigue sin definirse y no se venden boletos en la Terminal

El paro de colectivos sigue sin definirse y no se venden boletos en la Terminal
El paro de micros de larga distancia cumplió ayer su tercer día ininterrumpido, por lo que la Terminal de Omnibus se vio nuevamente casi sin actividad.

El paro de micros de larga distancia cumplió ayer su tercer día ininterrumpido, por lo que la Terminal de Omnibus se vio nuevamente casi sin actividad, a excepción de los coches urbanos y suburbanos.

Pero la medida de protesta llevada a cabo por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) en el nivel nacional repercutió fuertemente en nuestra provincia, donde cientos de personas permanecían varadas a la espera de la resolución de un conflicto que hasta el momento dista de resolverse.

Ningún micro de larga distancia entró en estos días a la estación terminal y mucho menos se despacharon los viajes previstos, por lo que las empresas optaron directamente por no vender pasajes hasta que se llegue a un acuerdo, o al menos se levante el paro.

La preocupación crece, más aún tomando en cuenta que muchas personas necesitan viajar con premura, ya sea por razones de salud, de trabajo o estudios.

De hecho, varios catamarqueños que se encuentran en Córdoba por tratamientos médicos, derivados mediante la OSEP, se vieron sorprendidos cuando se les comunicó el corte en el servicio por falta de pago de la obra social, por lo que debían regresar a nuestra ciudad. Sin embargo la falta de transporte ensombrecía aún más el panorama.

A ellos se sumaron los estudiantes que, después del receso por el Día del Trabajador, tenían que regresar a La Rioja o Córdoba para continuar sus estudios.

Mientras todo ello sucede, los coches de larga distancia que deben partir desde Catamarca hacia todos los destinos programados, permanecen con sus motores en silencio en un galpón en el centro.

Sin acercamientos

El viernes a última hora, los ministerios de Trabajo y del Interior y Transportes de la Nación emitieron una resolución conjunta en la que mencionaron el acuerdo al que se había arribado a principios de este año.

El Ejecutivo instó a los empresarios a acatar lo que se había arreglado en ese momento con el gremio de los colectiveros, que implicaba un 23 % de aumento y que hasta hoy no se cumplió.

De igual manera se exhortó a la UTA a levantar la medida de fuerza, pero no se encontró eco favorable.

Comentá la nota