Paro conjunto de los estatales paraliza dos días a la Provincia

Maestros y profesores, judiciales, empleados públicos y trabajadores de los hospitales confluyen miércoles y jueves en paros de protesta por reapertura de paritarias y aumentos de salarios.
Los trabajadores estatales agrupados en ATE, los profesionales de la salud pública, los judiciales y los docentes bonaerenses pararán mañana y pasado en reclamo de la reapertura de paritarias, a fin de negociar nuevos aumentos salariales para antes de fin de año, a pesar de la reiterada negativa del gobierno de Daniel Scioli a conceder esas exigencias.

La medida de fuerza incluirá una movilización prevista para mañana hacia la Casa de Gobierno provincial, en La Plata, que el conjunto de los gremios esperan sea masiva. La movilización comenzará a las 11 con una concentración en la plaza Italia de La Plata, ubicada en calles 44 y 7.

Aunque la presión por reabrir una nueva negociación salarial fue disparada por los gremios estatales y judiciales, desde el punto de vista de la repercusión en la sociedad el eje de esta protesta será sin dudas el paro de dos días convocado por el Frente Gremial Docente bonaerense integrado por Suteba, FEB, UDA, AMET y Sadop, que ayer amplió su base ya que se sumó el sindicato Udocba (con influencia en La Plata y parte del conurbano).

La huelga de los principales sindicatos docentes bonaerenses se cumplirá pese a las advertencias del director general de Educación provincial Mario Oporto quien volvió a advertir que descontarán del sueldo los días de no concurrencia a clases, a la vez que reiteró la imposibilidad de dar una nueva mejora salarial.

Roberto Baradel, secretario general del Suteba y flamante secretario general de la CTA provincial (electo en las controversiales elecciones de hace unas semanas), dará una conferencia de presnsa hoy a las 11.30 para explicar las acciones previstas en el marco del conflicto salarial. El Suteba, junto con ATE, judiciales y la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia, conocida como Cicop, son organizaciones sindicales enroladas en la CTA. Y cabe recordar que tras el proceso electoral que encumbró a Pablo Micheli como nuevo secretario general nacional de esa central de trabajadores, se consolidó la línea más claramente enfrentada con el kirchnerismo: el reclamo salarial con paros y movilizaciones y las marchas a favor de reivindicaciones sociales, serán una constante de ahora en más en todo el país, ratificaron desde la línea vencedora en esos comicios.

En cuanto a la Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires (Udocba), de tendencia moyanista y que no integra el Frente Gremial, se sumó esta vez a la movida general de docentes y estatales pero reclamando un sueldo inicial de 2.400 pesos y el "blanqueo" definitivo de los montos que perciben los educadores como no remunerativos.

El secretario general de este gremio Miguel Díaz explicó que la medida de acción se resolvió "ante la negativa del gobierno de Daniel Scioli a discutir nuevas asignaciones en los sueldos de los maestros, que ya no alcanzan para vivir".

El dirigente reiteró que el sindicato "reclama que en forma urgente la Nación adelante a la Provincia los fondos de la coparticipación federal de impuestos, para conseguir un incremento de haberes que lleve el inicial a 2.400 pesos".

En tanto, los médicos, enfermeras y asistentes de la salud que trabajan en hospitales públicos de la Provincia y que se referencian en Cicop, informaron en un comunicado que la entidad participará de la medida de fuerza junto a los estatales de ATE y a los trabajadores judiciales y docentes.

El titular del gremio de la salud bonaerense Hugo Amor advirtió que se está extendiendo "el conflicto salarial a la mayoría de los sectores del estado provincial".

La medida de fuerza, explicó el dirigente, se llevará a cabo para exigir "la reapertura de la discusión salarial en paritarias y un nuevo aumento de salarios en 2010".

Amor consideró que "la incorporación de los docentes al conflicto va conformando la masa crítica para lograr la apertura de las negociaciones paritarias y un aumento adicional" antes de fin de año.

En otros distritos

Los conflictos por mejoras salariales de trabajadores provinciales no son patrimonio exclusivo de la provincia de Buenos Aires, ya que docentes de Entre Ríos cumplirán hoy un paro de 24 horas y una tercera medida de fuerza de 48 horas los próximos 3 y 4 de noviembre, en el marco de una serie de paros progresivos, por mejoras salariales, laborales y pedagógicas.

También en la ciudad de Buenos Aires hay medidas de fuerza de maestros programadas para hoy y días siguientes. Es el caso de los profesores nucleados en Ademys, uno de los 17 sindicatos docentes del distrito, que paran hoy y mañana en reclamo de aumento salarial y más presupuesto.

El viernes, los afiliados a UTE (integra la Ctera y la CTA) instalarán una carpa frente a la jefatura de Gobierno porteña, en el marco del inicio de una campaña "En defensa de la educación pública".

En Chaco, los docentes alineados en Federacion Sitech ratificaron un paro para mañana, con movilización, en coincidencia con los gremios estatales de esa provincia. Los maestros chaqueños reclaman el adelanto de 50 pesos al básico dispuesto para diciembre y rechazaron la "represión a través de salvajes descuentos en lo que es claramente un doble castigo como no pago del presentismo y descuentos exorbitantes".

Finalmente en Jujuy, los maestros tendrán garantizado un piso salarial de 1.840 pesos según el compromiso asumido por el gobierno provincial con los docentes de ADEP, se informó ayer. Ese acuerdo podría despejar el horizonte de conflicto que amenazaba a esa provincia y significa el primer caso de gremios estatales que consiguen un segundo aumento salarial en el año.

Comentá la nota