Paro: duros discursos contra el gobierno y la dirigencia gremial provincial

La mayor expresión del paro nacional fue en Paraná con marcha a Casa Gris. Camioneros cortaron el acceso al túnel y otros cuatro puntos de la provincia. Duros mensajes hacia el gobierno y las conducciones gremiales provinciales.
Finalmente se realizó el paro nacional de la Central de trabajadores argentinos (CTA) y de la Confederación general del trabajo (CGT) que lideran Pablo Micheli y Hugo Moyano respectivamente. La medida de fuerza que dividió aguas en los distintos gremios en función de su posicionamiento crítico o de alineamiento respecto del gobierno nacional, tuvo su capítulo entrerriano, con una movilización en Paraná hacia el centro cívico, cortes de ruta de Camioneros y un sector de Federación Agraria en cinco puntos de la provincia (Paraná, Victoria, Ceibas, Concordia y Chajarí), paro de los bancarios en casi todas las entidades y diferentes expresiones en ciudades como Chajarí, Concordia, Gualeguaychú, Concepción del Uruguay, Villaguay y Rosario del Tala.

Marcha a Casa Gris

En la explanada de Casa de Gobierno se llevó adelante un acto luego de una movilización de la que participaron la CTA Paraná, la Asociación gremial del magisterio de Entre Ríos (Agmer) seccional Paraná, la Corriente clasista y combativa (CCC), centros de estudiantes de la Universidad nacional de Entre Ríos y de la Universidad autónoma de Entre Ríos (Uader). Los discursos hicieron eje en el reclamo contra el impuesto a las ganancias, por el 82 por ciento móvil y las asignaciones familiares. En el plano político se marcaron contradicciones en la política del modelo hoy representado por Cristina Fernández y hubo fuertes calificativos hacia las conducciones provinciales de ATE, Agmer y CTA, por su no adhesión al paro y su afinidad con los gobiernos nacional y provincial.

Abrió la ronda de oradores el titular de la CTA de la capital entrerriana, Ricardo Sánchez salió al cruce de las críticas por confluir en una medida con Moyano: “el paro comenzó anoche cuando los compañeros camioneros cortaron el túnel y allí estuvimos, porque no tenemos contradicciones con los trabajadores”, dijo y aseguró que “muchos han hecho el paro aunque sus organizaciones de base no han querido movilizarse y ni siquiera han adherido”.

Sánchez cuestionó que “este gobierno que habla de que es nacional y popular y vota leyes contra los trabajadores como la ley de ATR, para cagar (sic) a los trabajadores se juntó con el PRO de quienes decían que eran adversarios”.

“Necesitamos un estado al servicio de los trabajadores. ¡Qué lejos estamos de aquél 50 y 50! Adónde está el crecimiento económico. Necesitamos el 82 por ciento móvil para los jubilados, asignaciones familiares para todos, que los compañeros desocupados tengan un salario digno”, reclamó el titular de la CTA Paraná.

Por su parte, el representante de los jubilados de la central, Carlos Levinez, recordó que en durante la presidencia de Carlos Menem y con Domingo Cavallo los jubilados perdieron el 82 por ciento móvil y calificó los haberes actuales como “un subsidio de ancianidad y pidó: “que nos diga la presidenta cómo se vive con 1.800 pesos”.

“Con los que luchan”

Otro que se refirió a los gremialistas críticos de esta medida de fuerza fue el dirigente de la CCC Víctor Sartori que sostuvo que “esta jornada va a contrapelo de mucha dirigencia traidora pero encuentra en estas organizaciones las representaciones genuinas que impulsan las luchas de los que necesitan” e instó a “seguir construyendo la unidad en la lucha, más allá de los que critican con quiénes estamos. Estamos con los que luchan, con los que buscan un trabajo digno, con sueldos que nos permitan vivir en esta Argentina donde muchos pasan necesidades y hambre”, respondió.

Por otro lado, recordó que en los nueve años de gestión kirchnerista se pagaron $49 mil millones de dólares en conceptos de deuda a acreedores externos y dijo: “vemos una parte de la riqueza para dónde se va”.

“Una profunda situación de injusticia”

Tras acusar al gobierno de hacer oídos sordos a los reclamos del sector docente, la vocal del Consejo general de educación (CGE) por la agrupación docente “Rojo y Negro”, Susana Cogno, advirtió que “no se puede solucionar la pobreza con una política de asistencia”.

“Nadie nos va a convencer de que estamos en una situación de justicia”, afirmó y por el contrario sentenció: “estamos en una profunda situación de injusticia: pocos se quedan con los recursos que son de todos”.

Finalmente citó al histórico dirigente sindical Agustín Tosco para definir a la dirigencia que no se plegó al paro y que se muestra reticente a impulsar medidas de fuerza: “hay dos clases de sindicalismo: un sindicalismo en lucha que representa los intereses de la clase trabajadora y otro cooptado que representa los intereses del poder”.

“¿Cómo podemos estar los docentes de la provincia cuando nos enteramos que la presidenta de la Nación se aumenta un 42 por ciento su sueldo? Es un cachetazo a la pobreza, a la miseria, la desocupación, a los jubilados y a los comedores escolares que hoy dan vergüenza porque los directivos no saben qué hacer parta sostenerlos”, se preguntó la titular de Agmer Paraná, Alejandra Gervasoni.

“Hoy a pesar de estar tan precarizados nosotros también en lo salarial seguimos dando respuesta a nuestros alumnos porque defendemos la escuela pública y los derechos de la niñez”, resaltó y simbólicamente sometió a votación "si estamos en condiciones de comenzar las clases en 2013. Si este gobierno no da respuestas a las demandas que hemos hecho en el año: si no da respuestas en infraestructura, salarios, comedores escolares y partidas de limpieza".

Finalmente Gervasoni polemizó con las declaraciones de la Presidente sobre el crecimiento de la clase media: "si se tiene 50 pesos por día aumentó la clase media ¿a quién hay que avisarle que con 50 pesos no se sostiene nadie?”.

Comentá la nota