Paro de estibadores paralizó el puerto

Se impidió la circulación de vehículos y mercadería en las terminales portuarias ante un reclamo de SUPA por el cumplimiento de acuerdos laborales y el fin de los maltratos de parte de los empleadores.
El puerto de Mar del Plata estuvo inactivo durante un día, por la medida de fuerza adoptada por el Sindicato Unido Portuarios Argentinos (SUPA), que denunciaba incumplimientos de convenio, trabajo en negro y violencia laboral. Luego de una larga audiencia convocada con urgencia en la delegación del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, el bloqueo de las terminales fue levantado y las partes acordaron reunirse el jueves para afinar detalles de la relación laboral.

El bloqueo de la terminal 2 comenzó el lunes y ayer se extendió al resto de las zonas de operaciones con mercaderías del puerto. El disparador de la medida dispuesta por los trabajadores nucleados en SUPA -gremio que encabeza Juan Carlos Ferreyra- fue la agresión de un trabajador de ese sindicato que se desempeña en una cooperativa de estiba. Pero la "violencia laboral" denunciada es uno de los problemas que denunciaron los referentes gremiales, quienes también pidieron "que se termine el trabajo en negro". Denunciaron contrataciones sin registro, sin aportes y sin recibo, el incumplimiento de acuerdos laborales homologados -garantizado de contrataciones entre otros puntos-, discriminación laboral e incumplimientos de mecanismos de organización del trabajo que se habían establecido, según consta en la presentación que realizaron ante el delegado de Trabajo, José San Martín. "Hubo una pelea, eso es real, pero también hay otros problemas, pero afortunadamente las partes llegaron a un acuerdo", aseveró San Martín luego de la reunión.

De la audiencia participaron Ferreyra, junto a parte de la comisión directiva y delegados, el referente de Fecooaport, Alberto Rosa, y representantes de las firmas y cooperativas involucradas en el conflicto.

"Las partes convinieron realizar una reunión el jueves a la mañana para llegar a acuerdos más profundos, pero ya acordaron una descarga de 1.250 kilos, descargar desde las 7 de la mañana y pidieron la realización de inspecciones laborales", apuntó el funcionario

Comentá la nota